La CHG advierte que aumentarán las restricciones de riego por la “preocupante” situación de sequía

Riego en un cultivo.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha advertido este jueves que se van a aumentar las restricciones para la campaña de riego, unas limitaciones que ya se vieron incrementadas en 2021 ante la escasez de lluvias y que volverán a hacerlo este año debido a que ha comenzado “peor” que el pasado y que la situación de sequía es “preocupante”.

Así lo ha informado a preguntas de los periodistas el presidente de la CHG, Joaquín Páez, quien ha indicado que se está trabajando de cara al próximo 15 de febrero para abordar la primera Comisión de Desembalse de 2022 y hacer la planificación para la campaña de riego “que va a ser complicada”.

“El año pasado hubo reducciones de hasta un 50% y podrían verse incrementadas estas restricciones si no aparecen precipitaciones porque estamos peor. Vamos a ver cómo planificamos el recurso existente de cara a satisfacer las demandas de los usuarios”, ha relatado.

En esta línea, ha calificado de “preocupante” la situación que vive actualmente la Cuenca del Guadalquivir en este inicio de año hidrológico porque está siendo “especialmente seco”, “un 30% más desde el 1 de octubre que la media de los últimos 25 años”.

“Las perspectivas a corto plazo son malas y espero que las previsiones se equivoquen en este caso y que comiencen las precipitaciones”, ha manifestado.

El presidente ha señalado que se sigue trabajando en la Comisión de Sequía que se constituyó a raíz de la declaración de sequía extraordinaria y que “ya se ha enviado” al Ministerio el borrador de Real Decreto Ley.

Preguntado por las medidas que se están tomando, el portavoz de la CHG ha detallado que “ya se han coordinado” con todos los sistemas de abastecimiento para que “den garantía a los ciudadanos”.

“Hemos reservado 400 hectómetros cúbicos de cara a que el abastecimiento siga como hasta ahora y está garantizado de dos a tres años. Además, hemos propuesto una serie de obras de emergencia, todas de cara a garantizar el abastecimiento”, ha declarado.

En Doñana “no hay posibilidad de incrementar” hectáreas de regadío

Por otro lado, ante las advertencias ante la Unesco de la organización no gubernamental WWF sobre “la proposición de ley que está ultimando el PP andaluz y que busca amnistiar 1.460 hectáreas de regadío irregulares en Doñana”, Páez ha señalado que “no hay posibilidad de incrementar nuevas hectáreas de regadío porque es una cuenca muy presionada y estresada”.

“Estamos en una zona sometida a los efectos del cambio climático y, desde el año 2005, en la Confederación hay una norma que impide el crecimiento de nuevas hectáreas de regadío en el entorno de Doñana, en Huelva y en todas las demás provincias que pertenecen a la Confederación”, ha advertido.

Por último, ha concluido que, “para mantener lo que tenemos” y que se siga desarrollando la actividad económica en cuanto al regadío, “queremos que no aparezcan nuevas hectáreas”.

Etiquetas
stats