Unos 5.000 alumnos de Córdoba, afectados por el nuevo sistema de examen práctico en las autoescuelas

Las autoescuelas se manifiestan frente a la Jefatura Provincial de Tráfico

Medio centenar de trabajadores y propietarios de autoescuelas de Córdoba y provincia han vuelto a concentrarse este viernes ante la Jefatura de la Dirección General de Tráfico (DGT) para protestar por el nuevo sistema de examen práctico impuesto, el sistema CAPA (Capacidad para las Pruebas de Aptitud). Aunque la DGT lo defiende, profesionales del sector aseguran que está provocando un embotellamiento de alumnos pendientes de examen, una peor preparación y un mayor número de suspensos.

El presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Córdoba, Rafael Cruz, ha cifrado en unos 5.000 alumnos los afectados por encontrarse en lista de espera para poder examinarse tanto en la capital como en la provincia. El estado de alarma supuso para las autoescuelas un gran atasco ya que días antes se habían celebrado exámenes teóricos. Quienes aprobaron, esperaban ansiosos sus prácticas. Sin embargo, el estallido de la pandemia echó al traste la programación de las autoescuelas y el desconfinamiento supuso un boom de alumnos.

Para evitar atascos, sostiene la DGT, se impuso el sistema CAPA, que ha reducido a dos el número de días al mes que las autoescuelas tienen para examinar (antes eran tres) y, a su vez, ha disminuido el número de alumnos para presentar. En palabras de Cruz, el nuevo sistema está provocando el aumento de alumnos suspensos dado que no van bien preparados. La raíz del problema radica en el tiempo que pasa entre la presentación de los papeles y la fecha del examen, tiempo que fácilmente se alarga hasta los dos meses. "No hay cartera que sostenga estar dando clases tanto tiempo", por lo que la práctica se acaba perdiendo.

La última presentación de papeles fue el pasado 17 de febrero y, por el momento, este procedimiento administrativo está parado. Cruz recuerda que la media de Córdoba es de siete días entre que se presentan los papeles y el alumno se examina; un tiempo que se incrementa levemente en verano debido a las vacaciones de los examinadores y una mayor demanda.

La única solución que ven a la actual situación pasa "por que los examinadores -Córdoba cuenta con 13- echen horas extras", profesionales que han mostrado cierta predisposición, "y una vuelta al anterior calendario de presentaciones". Una vez superado el gran atasco de alumnos pendientes, las autoescuelas sugieren volver al "sistema que sea".

Etiquetas
Publicado el
19 de marzo de 2021 - 13:28 h