“Sí con matices” a Ganemos. “No rotundo” al PP

José María Bellido junto a Isabel Ambrosio,
La alcaldesa “comparte” los requisitos de la agrupación de electores para dar su visto bueno a las cuentas de 2016 | La auditoría social de la deuda centra las críticas de los populares, que ven en la actitud de la alcaldesa un caso parecido a Cádiz y Madrid

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, culminó ayer su ronda de reuniones con los portavoces de los grupos de la oposición para tratar de buscar apoyos y consensuar nuevas propuestas para los presupuestos de este ejercicio económico, cuya aprobación está prevista para el próximo Pleno ordinario. El resumen es que esta ronda de conversaciones ha servido para escenificar lo que ya estaba claro: Ganemos apoyará, salvo mayúscula sorpresa, las cuentas de 2016, mientras que el Partido Popular -ya lo dijo en su momento- votará en contra tras no llegar a ningún punto de acuerdo con el gobierno local.

Y así lo expresó Ambrosio, que mostró su “ buena sintonía” con las propuestas de la agrupación y mostró su “no rotundo” a los requisitos que propuso el PP por boca de su portavoz, José María Bellido, para dar su apoyo o al menos su abstención a las cuentas municipales. Sobre ambas reuniones hubo sus correspondientes ruedas de prensa, en las que cada uno defendió lo suyo y en las que un tema primó por encima de todos: la auditoría social de la deuda que plantea Ganemos y que el Partido Popular señaló como “una peligrosa línea roja” que posiciona a la alcaldesa “en brazos de la izquierda radical”.

En este debate, Ambrosio se mostró partidaria de esta auditoría, pero “con matices”, ya que solo se hará “a través de una empresa que cuente con todas las certificaciones para ello”. Pocos minutos antes, el Partido Popular mostraba su disgusto por una medida que “pone en cuestión” las decisiones que tomaron todos los anteriores gobiernos municipales, “divide a Córdoba”. No les parece “nada seria” e incluso “indignante” ya que, según su valoración, puede suponer el impago de las obligaciones pendientes a instancias del juicio de un grupo minoritario en el Pleno.

“Es una raya roja que genera una tremenda inseguridad y pérdida de confianza de cualquier entidad con el Ayuntamiento y por la que, de ninguna manera, vamos a pasar”, señalaron Bellido y Fuentes, quienes indicaron que, con esta decisión, la alcaldesa se coloca al nivel de otros municipios como Cádiz y Madrid. De la misma manera, los populares se encontraron con el rechazo frontal de las medidas que pasan por destinar los 2,5 millones previstos en los PGE a la finalización de las obras del Centro de Convenciones y de la estación del metrotrén en el Parque Joyero. Según Ambrosio, “en caso de hacerse deben ser asumidas por ADIF, como ha hecho en todos los municipios de España” .

También hubo un no a la propuesta de cambiar el modelo de subvenciones para que entren las asociaciones y fundaciones que se han quedado fuera. Para Ambrosio este problema ya ha quedado resuelto con los convenios personalizados que se han creado con instituciones como la Asociación Española contra el Cáncer o la de la Esclerosis múltiple, mientras que el resto tendrán que pasar por un proceso de valoración, en régimen de concurrencia pública.

Etiquetas
stats