Sagunto y La Fuensanta contarán con dos 'bici-parkings' privados

.

Sagunto y La Fuensanta serán los primeros barrios que contarán con bici-parkings, aparcamientos privados para bicicletas que estarán perfectamente equipados tanto para lavar los vehículos como para almacenar ropa y cascos. La empresa cordobesa Injupisa será la encargada de poner en marcha esta iniciativa pionera en Córdoba y que busca una mayor concienciación de la ciudadanía en relación al cuidado del medio ambiente y del fomento de la vida saludable.

El gerente de la compañía, José Antonio Piedra, explica que “esta idea de bici-parking es la quinta de las que conforman Proyectos con alma, un plan estratégico que se marcó en 2009. Su principal objetivo es aunar y hacer compatible el desarrollo empresarial con la mejora de la calidad de vida de las personas”. Un ejemplo de ello es el Proyecto Sin Barreras, a través del cual Injupisa desarrolló inmuebles totalmente adaptados y accesibles a personas con movilidad reducida.

En relación a estos bici-parkings, Piedra argumenta que el objetivo es “facilitar a la ciudadanía el uso de la bicicleta dado el impulso que se está llevando por las administraciones con la construcción de los carriles-bici”.

Así, los dos bici-parkings serán construidos en las calles Caravaca de la Cruz (antiguas oficinas de Los Ángeles de la Noche) y en Conquistador Ordoño Álvarez. Tal y como ha confirmado Piedra a este periódico, el esbozo “provisional” de este proyecto contempla aparcamientos individuales para bicis y pequeños trasteros. Así, cada local -que se abrirá de manera automática y sin tener que hacerlo de forma manual- estará formado por cuatro compartimentos pequeños en los se podrán guardar bicis y, a la vez, servirán de trasteros.

Además de estos compartimentos individuales, Injupisa construirá una zona mayor en la que se guardarán las bicis de manera colectiva, aunque cada una tendrá su propio espacio. En este aparcamiento, la empresa prevé también el servicio de cargador eléctrico. De manera adicional, también se facilitarán taquillas para guardar elementos adicionales como cascos o zapatillas “para que quien aparque su bici no tenga que subir a casa todo lo que utilice”.

A todo esto hay que sumar, además, una zona de lavadero y puesta a punto de estos vehículos. En relación a este servicio, Piedra ha explicado que si la respuesta de la ciudadanía es buena, se contratará “a un mecánico de bicicletas”, de manera que “si alguna tuviera algún problema”, el arrendatario del aparcamiento podrá llamar a este mecánico para que se la arregle. Este servicio tendrá un pago adicional ya que no estará incluido en la mensualidad del aparcamiento.

La previsión de Injupisa es que la construcción de estos bici-parkings se extienda por todos los barrios de Córdoba siempre y cuando la demanda haga posible el buen desarrollo de este proyecto.

Etiquetas
stats