Sadeco elabora un censo y hace seguimiento de las cotorras invasoras para controlar su población

Las cotorras invasoras ya han llegado a Córdoba.

El Ayuntamiento de Córdoba, a través del servicio encargado del control animal en Sadeco, está realizando un censo de los ejemplares de cotorra, especie exótica invasora cuya presencia y anidamiento se ha detectado en la capital y a la que se está haciendo un seguimiento como primera medida para controlar su población.

Según ha podido conocer este periódico de fuentes de la empresa municipal, esta “lleva meses trabajando en este tema”, un asunto -el de la proliferación de dos variedades de cotorra que son especies invasoras-, sobre el que la Junta de Andalucía ha instado al Ayuntamiento a tomar medidas para controlarlas y erradicarlas, como adelantó CORDÓPOLIS.

Entre las medidas que se están tomando desde Sadeco está la realización de un censo de los ejemplares de cotorra en Córdoba “para ver dónde se sitúa la incidencia principalmente”, además de hacer “un seguimiento de las colonias”, una presencia de esta especie “que aún en Córdoba no es tan significativa como en otras ciudades”, aseguran las fuentes.

Hay que recordar que la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ya había detectado la aparición de estas aves en la ciudad y la problemática que conlleva, e instó por escrito al Ayuntamiento de Córdoba a adoptar medidas para controlar y erradicar la proliferación de cotorras que se ha visto en los últimos meses en varios puntos de la capital.

Distintos grupos de cotorras -una especie invasora que se adueña del alimento y el espacio de otras aves, además de generar molestias a los vecinos-, se han avistado en varios puntos de la capital, sobre todo en zonas verdes, parques y jardines, donde acuden de día para alimentarse. Se han detectado dos tipos de cotorras: la cotorra argentina (Mylopsitta monachus) y la cotorra de Kramer (Psittacula Kramer). Ambas variedades de cotorra están incluidas en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, regulado por Real Decreto del 2 de agosto de 2013.

https://www.youtube.com/watch?v=d0RwWmKaIWM

Reuniones técnicas de Sadeco

Los técnicos de Sadeco ya han mantenido distintas reuniones de trabajo con la Asociación de Veterinarios Españoles, además de analizar la situación y las medidas tomadas en ciudades como Madrid o Sevilla, “donde la población de cotorras sí es significativa”, explican desde la empresa municipal. “En Córdoba aún no es representativa esta población”, aseguran.

No obstante, la instancia de la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible al Ayuntamiento es clara: en un oficio dirigido a la Dirección General de Infraestructuras y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Córdoba, al que ha tenido acceso este periódico, la administración autonómica comunicó al Consistorio la existencia de las cotorras en la capital, la problemática que acarrean y se le pidió que tomara las medidas oportunas. En ese escrito, se insta al Consistorio “para que adopte las medidas necesarias para el control y/o erradicación” de esta especie “al determinarse su presencia en el entorno urbano”.

“Problemática de las especies exóticas invasoras en Córdoba”

La Junta dio cuenta en su escrito de que, con fecha 22 de octubre de 2019, se presentó un escrito del Grupo para la Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA Andalucía) mediante el que se ponía de manifiesto “la problemática de las especies exóticas invasoras que están proliferando en el núcleo urbano de Córdoba”. En dicho escrito se informaba, concretamente, de la existencia de al menos una pareja de cotorra argentina en una palmera ubicada junto al hotel Eurostars Palace, “donde se aprecia un acopio de material que evoluciona hacia la construcción de un nido comunal susceptible de albergar a varias parejas en próximos años”.

Junto a ello, ya entonces se detectó la existencia de “un grupo bien consolidado de cotorras de Kramer que tiene un dormidero en la zona del Jardín Botánico y se distribuyen por las zonas verdes de la ciudad durante el día para alimentarse”. Sobre ello, destacan “el riesgo que corre la colonia de cernícalo primilla -especie protegida- que anida en Orive -Sala Capitular del Convento de San Pablo-, donde se han visto a las cotorras alimentándose en dichos jardines, ya que pueden competir con el cernícalo primillas por los huecos para nidificar”. Esto mismo ha ocurrido ya en otras ciudades como Sevilla, señala el escrito, donde han ocasionado una disminución acusada de esta especie protegida junto con otras como el murciélago gigante.

Impacto en el medio urbano contra otras especies

La advertencia de la Junta de Andalucía destacaba que las cotorras “generan impacto dentro del espacio urbano, compiten por refugios con murciélagos y rapaces diurnas y nocturnas, y por recursos tróficos -cadena alimenticia entre especies-, aparte de las molestias a los vecinos”.

Las especies exóticas invasoras como la cotorra constituyen una de las principales causas de pérdida de biodiversidad en el mundo, ya que se establecen en un ecosistema y son un agente de cambio del mismo, amenazando la diversidad nativa con su comportamiento o por cruce genético. Por ello, la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad establece que en el ámbito local, es el Ayuntamiento el que debe tomar medidas para la conservación de dicho patrimonio natural y biodiversidad. Cuando las colonias de cotorras se detectan en el medio natural fuera del ámbito urbano, es la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible la que debe encargarse de su control.

https://cordopolis.es/2020/02/08/la-cotorra-invasora-ya-esta-en-cordoba-la-junta-insta-al-ayuntamiento-a-erradicarlas/

Etiquetas
stats