El reloj de Las Tendillas cumple 60 años acompasando la vida de Córdoba con sus acordes de guitarra

Reloj de las Tendillas

Este viernes 29 de enero se cumplen 60 años desde que ese mismo día de 1961 el reloj de Las Tendillas se inaugurara y comenzara a acompasar la vida en Córdoba con sus acordes de guitarra para dar la hora. Símbolo de la ciudad, que inspiró el logo de Cordópolis, este periódico estrena nueva andadura y diseño coincidiendo con el aniversario del reloj que identifica a la ciudad, con su sonido particular.

El reloj de Las Tendillas fue donado por Phillips Iberia hace seis décadas y, desde entonces, su rasgueo flamenco es la banda sonora de la capital. Los documentos del Ayuntamiento de la época -que ha podido consultar este periódico-, explican cómo el propietario de las dos casas de Las Tendillas entre la calle Gondomar y la calle Málaga pidió permiso al Consistorio para establecer la misma altura en ambos edificios -"lejos de perjudicar el ornato lo mejora de manera notable"-, e instalar allí un reloj. Eso sí, puso una condición: "Siempre que el reloj no produzca ruidos que impidan el descanso durante la noche", reza el documento oficial de petición.

La propuesta fue aceptada y en junio de 1960, la firma Philips Iberia cedía al Ayuntamiento el reloj de torre equipado con un dispositivo electrónico de la marca y esfera luminosa. La particularidad que tendría es que el sonido de las horas serían acordes de guitarra, unas seguirillas interpretadas por Juan Serrano. Y ese singular toque se escuchó por primera vez a las 12:00 de aquel 29 de enero de 1961.

En el noticiario oficial de la época, el NODO, se puede ver cómo las autoridades visitaban las instalaciones del reloj de Las Tendillas momentos antes de inaugurarlo, sonando por primera vez, ante la expectación de la ciudadanía cordobesa.

Nueva maquinaria de precisión y mantenimiento

Desde entonces, los cordobeses conviven a diario con el sonido particular del reloj de Las Tendillas. El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba es la responsable de su mantenimiento y cuidado, con personas como Jesús Urmeneta y Juan Francisco Reina siempre al quite de su funcionamiento.

Hace ya años, en 1988, que la antigua maquinaria del reloj fue sustituida por una más moderno, un dispositivo con el que funciona con información automatizada como reloj astronómico, directamente conectado vía satélite. Doce años después, esta maquinaria volvió a modernizarse, en el año 2000.

Desde entonces, periódicamente, se revisa y comprueba que el reloj siga funcionando con precisión y que el sonido de las seguirillas se perciba con nitidez. Así, 60 años después, sigue siendo el elemento que corona la céntrica plaza de la capital, emblema que pervive como símbolo de Las Tendillas.

Etiquetas
Publicado el
29 de enero de 2021 - 05:00 h
stats