La reforma de los ayuntamientos deja al de Córdoba casi igual

Jose Antonio Nieto hablando con Miguel Reina antes de un pleno FOTO: MADERO CUBERO
El Pleno tendrá que reducir de los 22 actuales a 20 el número de concejales liberados y las medidas apenas afectan al salario del alcalde o a los trabajadores eventuales ya contratados

Para este viaje no hacían falta estas alforjas. El anteproyecto de ley de reforma de la administración local aprobado ayer por el Consejo de Ministros dejará el Ayuntamiento de Córdoba casi como está y, en algunos casos, aún le dejará margen de maniobra. Poco, o casi nada, se va a ahorrar el Consistorio cordobés tras la medida estrella anunciada ayer por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Donde haga más mella será en los ayuntamientos pequeños. Pero en las grandes ciudades como Córdoba apenas se notará. Vayamos por partes.

Una de las medidas estrella del plan Montoro es la de acabar con eso de que todos los concejales de los ayuntamientos grandes estén liberados. No digamos ya de los pequeños. El ministro ha asegurado que sólo un 18% de los concejales estará liberado. El resto, tendrá que vivir de su trabajo. En el anteproyecto de ley se han diseñado unas tablas que exponen cómo quedarían las liberaciones en los ayuntamientos según su tamaño. Así, un consistorio como el de Córdoba (está en la horquilla de ciudades entre 300.000 y medio millón de habitantes) sólo podrá liberar a 20 de sus 29 concejales. Actualmente, están liberados 22 concejales. Por tanto, esta medida afectaría a dos ediles.

La mayoría de los que no cobran por el Ayuntamiento lo hacen por otras administraciones. Así, salvo Rafael Gómez (que tendría embargado su salario), María José López de la Bastida (a la que UCOR acaba de quitar el sueldo) y la concejal de IU Carmen Gil (que sigue con su puesto de docente en la Universidad) el resto de ediles cobra del erario público. El alcalde, José Antonio Nieto, percibe su salario por el Parlamento de Andalucía. La concejal María Jesús Botella está liberada por la Diputación, donde es vicepresidenta. El concejal díscolo de Rafael Gómez, Carlos Baquerín, cobra como portavoz en la Diputación. Por último, Francisco Martínez también percibe su sueldo como portavoz del grupo provincial de IU.

Otra de las medidas estrella es el salario de los alcaldes. Aquí sí que no cambia nada. Incluso, José Antonio Nieto tendría margen de maniobra en el caso en que decidiera cobrar del Ayuntamiento de Córdoba y renunciar a su paga como parlamentario andaluz. Actualmente, Nieto percibe un sueldo de unos 75.000 euros al año, según los cálculos de la web Sueldos Públicos. Ahora, con la reforma de Montoro un alcalde de una ciudad como Córdoba no podrá cobrar más de lo que percibe un secretario de Estado menos un 10%. Es decir, 90.000 euros al año.

La tercera de la medida que poco o nada hace cambiar el funcionamiento interno de la planta noble del Ayuntamiento de Córdoba tiene que ver con la contratación del personal eventual. Según otra tabla, el Ayuntamiento de Córdoba no podrá contratar a más trabajadores de forma eventual que concejales tiene el salón de plenos. Es decir, no podrán ser más de 29 personas. Actualmente, el Consistorio tiene contratadas a 28 personas de esta manera. Es decir, todavía podría contratar a una persona más. Así, en Alcaldía trabaja un jefe de Gabinete, un jefe de prensa y una secretaria; en el grupo del PP seis asesores, cuatro administrativos y tres auxiliares; en UCOR un coordinador, un asesor y dos administrativos; en el PSOE dos asesores y dos administrativos; y en IU un asesor y tres administrativos.

EMPRESAS MUNICIPALES EN RIESGO

Eso sí, lo que puede acabar afectando gravemente al Ayuntamiento de Córdoba es el futuro de las empresas municipales que actualmente arrojan números rojos. La reforma del Gobierno local dice literalmente: “Los ayuntamientos no podrán crear ningún organismo nuevo durante la vigencia de su plan de ajuste y deberán corregir mediante un plan de saneamiento la situación de déficit de sus empresas dependientes, o liquidarlas”. Esto significa que las empresas municipales del Ayuntamiento de Córdoba con déficit se enfrentan a un doble o nada. En el filo de la navaja, por tanto, están Aucorsa, Vimcorsa, Procórdoba, Cecosam o Sadeco, todas con déficit.

Por otra parte, las mancomunidades de municipios y entidades locales autónomas que no hayan presentado sus cuentas también serán disueltas.

Etiquetas
stats