Ya estamos casi todos: reabre el Bar Correo

Manolo, del Bar Correo, en la reapertura | TONI BLANCO

Manolo ya está tirando cañas. El propietario del Bar Correo, histórico y reducido establecimiento cordobés ubicado en la calle Jesús y María, ha reabierto este martes para jolgorio de sus numerosos parroquianos, muchos de ellos angustiados ante la ausencia de uno de los decanos de la cervecería cordobesa.

Porque El Correo ha cumplido 89 años de vida este 2020. Lo ha hecho en plena cuarentena. El propio Manolo, que hoy se ocultaba detrás de una visera, grabó el 25 de mayo un vídeo para celebrar la onomástica desde su casa. Un vídeo que se hizo rápidamente viral y en el que advertía de que iba a estar cerrado al menos hasta finales del mes de junio.

No ha llegado la cerveza al río y a mediados de mes ya está abierto el localillo de Manolo con una novedad: a partir de ahora cuenta con mesas altas, situadas justo en frente.

Porque El Correo no era un bar cualquiera, era un monumento del consumo responsable pero callejero. Sus parroquianos pedían en barra, bebían fuera y devolvían el cristal a Manolo.

Así, con esta filosofía se fue convirtiendo en un punto turístico muy relevante, precisamente porque su público era muy cordobés. Así que la ciudad recupera este martes parte de su idiosincrasia, aunque la nueva normalidad en El Correo pase porque Manolo tenga que llevar visera.

Etiquetas
stats