¿En qué punto están los proyectos del Plan Turístico?

Proyecto de peatonalización de Capitulares
Pese a que se cuenta con la prórroga de la Junta, el Ayuntamiento tiene que trabajar contrarreloj si quiere que proyectos como la peatonalización de Capitulares o el museo Regina estén concluidos antes de Semana Santa y septiembre del próximo año, fechas tope

Habemus pŕorroga, pero también habemus mucha prisa. La reunión celebrada ayer entre el Ayuntamiento y los responsables de la Junta trajo consigo una buena noticia y otra no tan buena: hay margen para completar el Plan Turístico, pero los plazos son muy estrechos y apenas hay espacio para imprevistos. El motivo, “el escaso, en algunas ocasiones casi nulo, grado de ejecución por parte del anterior gobierno local”, según insistió ayer el actual responsable de Turismo, Pedro García.

Tanto es así que el propio García reconoció que la tramitación de la prórroga va a discurrir en paralelo con la tramitación de los pliegos para la contratación de obras. Los plazos son muy estrechos y el verano se echa encima para proyectos como la peatonalización del entorno de Capitulares, que se prevé esté adjudicado a comienzos de este verano. Falta todavía aprobar de forma urgente el pliego en Junta de Gobieno Local para que los trabajos concluyan antes de la Semana Santa de 2017, como fecha tope y ya inexcusable. Éste será el primero de los proyectos que vea la luz y no es fácil, entre otras cosas porque conlleva un plan de movilidad y reordenación del tráfico que ya se ultima y cuya fecha idónea es el verano, por lo que sí o sí tiene que estar listo.

En paralelo se encuentra el proyecto de puesta en valor del Templo Romano, que a la fuerza de los plazos va a tener que ir en paralelo. Este proyecto, con un presupuesto de 600.000 euros según lo manifestado en su día, contempla un plan básico de restauración de los restos arqueológicos y otro de obra civil en los que aún se está trabajando y que se espera entregar en la primera semana de mayo en la delegación de Cultura para que, una vez que tengan el visto bueno, se inicie el proceso para la adjudicación de unos trabajos que se alargarán durante medio año y cuya fecha tope es septiembre de 2017.

También  para esta fecha tiene que estar listo uno de los grandes emblemas de este Plan Turístico: la restauración y puesta en funcionamiento del Museo Regina para su uso turístico y cultural, en el que, tal y como señaló García, “todavía se trabaja” para darle contenido. En este proyecto se están realizando estudios para la identificación de elementos singulares y se espera que estén concluidos para finales del mes de mayo. A partir de ahí, y con los estudios, se producirá la entrega de planos y el proyecto básico de actuación, que debe ser aprobado por la comisión de Patrimonio de la delegación de Cultura para que se saquen a licitación unas obras en las que los plazos son aún más justos: nueve meses de trabajos y todo listo en septiembre 2017.

Cierra la lista la obra en la Torre de la Inquisición del Alcázar de los Reyes Cristianos, cuyo proyecto no verá la luz hasta el último trimestre de este año y que, tras cinco meses de trabajos, se espera esté concluido también en el último cuatrimestre del próximo año.

Etiquetas
stats