El plan para reducir a la mitad la factura de la luz para regar en el Genil-Cabra

Canal de riego en la zona Genil-Cabra

Uno de los mayores costes del regadío es la factura de la luz. La modernización de los sistemas de regadío en la provincia conllevó que la mayor parte se lleve a cabo por sistemas de bombeo, y no por gravedad, como ocurría antaño. Esto hace que en algunos casos las facturas se hayan disparado en los últimos meses. Es el caso de la comunidad de regantes del canal Genil-Cabra, que se extiende sobre casi 30.000 hectáreas de la provincia cordobesa. Solo en bombear el agua se calcula un coste medio de unos nueve millones de euros en facturas de la luz, en los años en los que el precio de la electricidad no se había multiplicado.

Ahora, los regantes buscan reducir a la mitad el coste de la factura de la luz. Este viernes, la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria sometió a información pública el proyecto de reducción de la dependencia energética y digitalización de la zona regable Genil-Cabra, valorado en medio millón de euros y que será financiado con fondos europeos destinados, precisamente, a reducir la dependencia energética tradicional.

El plan consiste en la construcción de una planta solar fotovoltaica exclusivamente de autoconsumo. El proyecto incide en que los regantes suelen activar sus cuotas especialmente en verano y de día, es decir, justo cuando funciona la fotovoltaica. De esta manera se pretende reducir a la mitad la energía eléctrica externa necesaria para poner en marcha todos los sistemas de bombeo de toda la zona regable. Anualmente se calcula un consumo de siete millones de kilowatios. La planta solar generará algo más de tres millones, por lo que contribuirá a reducir de manera notable el gasto energético.

Ahora, se licitará el proyecto una vez que se supere el periodo de exposición pública. Las obras arrancarán a lo largo de este 2023 y la planta fotovoltaica estará en marcha ya a finales de año.

Etiquetas
stats