Unos huesos de aceituna permitirán datar los hornos romanos de Lucena

Vista panorámica de Los Alfares de Lucena

Mamen Beato, concejala de Patrimonio Histórico-Artístico del Ayuntamiento de Lucena, ha visita este lunes los trabajos de restauración y consolidación que se vienen realizando desde hace un mes en el yacimiento arqueológico de los alfares romanos de Los Tejares.

Con esta nueva intervención sobre el conjunto de hornos datados en el siglo I d.C., se pretende recuperar las estructuras conservadas, eliminando los daños causados con el paso del tiempo por la intrusión de insectos y lagomorfos (liebres y conejos) que afectan a su estabilidad y la disgregación de morteros por la acción del agua viento y los cambios de temperaturas estacionales, así como las grietas provocadas por el afloramiento de vegetación parásita y la erosión localizada por condensación de agua desde la cubierta y pilares de hierro.

El arqueólogo municipal Daniel Botella ha aprovechado la visita a Los Tejares para informar que este yacimiento romano ha sido seleccionado por la Universidad de Jaén para participar en el proyecto de investigación dirigido por la profesora M.ª Oliva Rodríguez, quien se desplazará al yacimiento para practicar pruebas de carbono 14 a huesos de aceituna aparecidos junto a los hornos.

“Estas obras corresponden a la segunda fase de los proyectos que iniciamos en 2019 con el objetivo de convertir este espacio arqueológico en un potente recurso cultural y turístico para Lucena”, ha comentado la responsable del Patrimonio Histórico-Arqueológico en el gobierno local, quien ha asegurado que “esperamos mucho de esta actuación porque nos va a permitir consolidar las estructuras, sanearlas, eliminando las humedades para que aflore el verdadero esplendor de estos hornos de origen romano”.

De forma paralela a la acción restauradora sobre los elementos arqueológicos, la empresa adjudicataria –Hermanos Campano SL— de las obras se encarga del saneamiento de la evacuación de aguas pluviales en el vaso inferior, en una intervención destinada también para reforzar la valla perimetral del complejo. La obra se adjudicaron por 50.052 euros, bajo la coordinación del arqueólogo municipal, Daniel Botella, y la dirección del conservador de bienes culturales David Montes.

La financiación de esta actuación corresponde a la Diputación de Córdoba a través de la convocatoria de subvenciones para la protección y conservación de bienes muebles del patrimonio histórico-artístico municipal, año 2020, que ha financiado el 60%, unos 32.542 euros, asumiendo el 40% restante el Ayuntamiento con fondos propios.

A la espera de la licitación de la tercera fase antes de la apertura al público

El Ayuntamiento de Lucena ultima en estas semanas la licitación de los últimos proyectos necesarios de acometer antes de la apertura al público del yacimiento. Por un lado, se trata de los trabajos de adecuación del terreno que sirve de acceso al complejo para dotar de una mayor accesibilidad al centro expositivo, una actuación valorada en 36.753,48 euros.

Por otro lado, un segundo proyecto contempla la finalización del equipamiento del alfar romano con la incorporación de nuevo material expositivo, recreaciones en 3D y cartelería informativa, como complemento a los fondos y vitrinas que ya posee el Ayuntamiento y cuyo traslado a este recinto se contempla en el momento de la apertura. El presupuesto asciende aquí a 42.999 euros.

Ambas actuaciones han sido incluidas por el Consistorio lucentino en el programa de inversiones ‘Plan Más Provincia 2021’, financiado por la Diputación de Córdoba. En este caso, la aportación municipal será sólo de 10.000 euros. El plazo concedido por la institución provincial para la finalización de estos trabajos es hasta finales del mes de abril del año 2022.

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2021 - 14:31 h
stats