Comienza la batalla contra la procesionaria del pino en Córdoba

Fumigación contra la Procesionaria.

La Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía azul ha iniciado los tratamientos con cañón pulverizador en el monte público Los Villares (Córdoba) con el objetivo principal de controlar la población de procesionaria del pino (Traumatocampa pityocampa) en aquellas zonas que, por su carácter social, son muy visitadas, como áreas recreativas, miradores y senderos.

De esta manera, se cumple el objetivo de conservar en óptimas condiciones las extensiones de pinar y aumentar el vigor de las masas y, a la vez, mejorar la estética de las zonas aledañas a los caminos o zonas de esparcimiento, así como evitar que las personas que hacen uso de estas zonas puedan sufrir problemas derivados de la urticaria que produce la oruga u otros trastornos que suelen acompañar a estas plagas. 

Los tratamientos se llevarán a cabo en los bordes de caminos, carreteras y en zonas de especial uso social y áreas de influencia, que se detallan en las propuestas de tratamientos terrestres con cañón, incluidas en los planes de lucha integrada contra la procesionaria del pino. Estos tratamientos se llevan a cabo cada año, tras recoger la información con el grado de afectación de las plagas, cunado se analizan y se indican las zonas exactas donde es necesario este servicio de control de procesionaria.

La actuación consiste en la ejecución de tratamiento contra la procesionaria del pino mediante el uso de cañón pulverizador con insecticida, con alcance mínimo de 25 y 30 metros, horizontal y vertical, respectivamente. Es un tratamiento en bandas a ambos lados de la línea de desplazamiento del vehículo, es decir, se realiza a ambos lados de los caminos o transectos propuestos.

Los técnicos especialistas de la Dirección General de Política Forestal y Biodiversidad, de la Delegación Territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul en Córdoba y los Agentes de Medio Ambiente son los encargados de coordinar estos trabajos atendiendo a los protocolos recogidos en el Plan de Lucha Integrada.

El control de la procesionaria del pino en Andalucía se realiza dentro del marco del Plan Contra la Procesionaria desarrollado por la Consejería. Este plan pretende controlar la plaga respetando al máximo el medio ambiente. Se intenta realizar el menor número de actuaciones, solo en los lugares donde sea estrictamente necesario y con las técnicas más específicas posibles. De este modo, se evita la posible aparición de resistencias a los plaguicidas, brotes de plagas secundarias, contaminación, toxicidad y se mantiene la población de parásitos y predadores.

Procesionaria del pino

La procesionaria del pino es la plaga más importante de los pinares andaluces tanto por su repercusión social como por la superficie potencial sobre la que puede actuar. Por un lado, provoca la defoliación del pino, favoreciendo la acción negativa de otros agentes nocivos, reduciendo el crecimiento y causando un desarrollo anormal del árbol en años sucesivos, pudiendo llegar a constituir una amenaza para la supervivencia del pinar o un obstáculo para el establecimiento de una masa en estado de repoblado.

Por otra parte, la oruga de procesionaria tiene una alta capacidad urticante ya que los pelos que la recubren poseen thaumetopeina, pudiendo ser responsable de reacciones alérgicas en personas y animales, lo que viene a condicionar el aprovechamiento silvícola del pinar y su uso social al provocar reacciones alérgicas importantes sobre trabajadores, usuarios y mascotas.

Etiquetas
stats