Buscan el origen del virus del Nilo en Montalbán, un mosquito que pica de noche y al que le gusta el calor

Un trabajador durante las labores de fumigación contra los mosquitos causantes del virus del Nilo en Coria del Río

Montalbán no era, hasta ahora, un término municipal con riesgo alguno de presencia del mosquito portador del virus del Nilo. En Córdoba, solo estaban en nivel 1 los términos municipales de Puente Genil, Lucena y Aguilar de la Frontera. Y lo estaban por una razón: tienen humedales donde suelen descansar aves migratorias, las primeras grandes víctimas de los mosquitos del género culex. Estos mosquitos que han importado una patología desde el norte de África, además, actúan a última hora de la tarde o por la noche, descansan de día y se activan especialmente con altas temperaturas.

Desde este martes, inspectores de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía buscan en el término municipal de Montalbán dónde puede estar la colonia de mosquitos culex que le han picado a un vecino del municipio, de 55 años y que incluso acabó en el hospital Reina Sofía, aunque ya ha sido dado de alta. El objetivo es dar con los insectos y acabar con ellos lo antes posible para evitar que le puedan picar a más vecinos, en un trabajo de investigación en el que ya colaboran con técnicos del Ayuntamiento montalbeño, según ha explicado a este periódico el subdirector de Protección de la Salud de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, Ulises Ameyugo.

Ameyugo detalla que se ha establecido un radio de un kilómetro aproximadamente desde el lugar en el que se cree que este vecino de Montalbán sufrió la picadura del mosquito portador del virus del Nilo, una vivienda a las afueras del municipio. Allí se busca ahora el hábitat natural de este insecto: agua estancada, donde podrían estar criándose larvas, piscinas que no se cloran, grandes bebederos para animales... “Vamos buscando si hay zonas de refugio de adultos. Esos mosquitos pican de noche y de día están en sus refugios. Si los localizamos, de día aplicamos un tratamiento de choque, bien contra las larvas o bien contra los refugios”, relata.

Los vecinos de esa zona de Montalbán ya han mostrado quejas de que ha habido una gran cantidad de mosquitos durante el verano. La prolongación de las altas temperaturas ha alargado a su vez la vida de los insectos, que se activan en noches donde las temperaturas superan los 18 ºC. Es decir, a los que el cambio climático les está viniendo muy bien. Eso sí, tienen un primer alimento favorito: las aves. Cuando no hay aves o se han marchado, por la migración, buscan otros mamíferos. Y entre ellos está el ser humano.

Mensaje tranquilizador

Aunque es la primera vez que se localiza el virus del Nilo en la provincia de Córdoba, el subdirector de Protección de la Salud ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a la población. “Se trata de un caso incidental”, destaca. “Montalbán no estaba ni es inicialmente zona de riesgo de forma natural, pero puede haber pequeñas zonas donde puede haber esas condiciones ambientales”.

Alrededor del 80 por ciento de las infecciones por el virus del Nilo en humanos son asintomáticas, y la fiebre es la presentación clínica más común. Los ancianos y las personas inmunocomprometidas corren un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad neuroinvasiva del Nilo Occidental (en un uno por ciento de los casos sintomáticos).

La enfermedad afecta a países del Sur, Este y Oeste de Europa. El virus se transmite entre las aves a través de la picadura de mosquitos infectados siendo éste su ciclo natural. Los humanos y otros mamíferos pueden infectarse de forma colateral, sin que desde ellos se produzcan nuevas transmisiones.

Etiquetas
stats