La polémica placa junto a la iglesia de Dos Torres

El alcalde de Dos Torres, Manuel Torres (PP), ha respondido a un escrito de la Mesa del Senado en el que se le insta a retirar una placa "a los caídos" que está junto a la Iglesia de la Asunción del municipio. El regidor popular rechaza la retirada usando dos argumentos fundamentales: que la placa no incumple los preceptos de la ley de Memoria Histórica de Andalucía y que además es propiedad del Obispado de Córdoba y el Ayuntamiento no es competente.

La placa es polémica desde el año 2017. En mayo de ese año, el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno (entonces durante la legislatura de Mariano Rajoy como presidente) celebró en el municipio una jura de bandera ciudadana que concluyó con una "ofrenda a los caídos" precisamente ante la placa. Días después, el entonces director de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Giráldez, remitió un escrito al Consistorio para que retirara la polémica placa que, según consideraba, infringía la norma.

Ahora, y a instancias de Compromís, el alcalde ha recibido un escrito de la Mesa del Senado en el que se interesa por la placa y se le reclama su retirada. En una extensa respuesta, a la que ha tenido acceso este periódico, el alcalde de Dos Torres rechaza la retirada de la placa y considera que Compromís "no está informado" sobre su realidad.

El regidor sostiene que la placa es de finales de los años setenta y que se instaló en el municipio sustituyendo a una anterior "por consenso". La placa luce desde entonces el lema 'Señor, glorifica a los que cayeron por tu honor y la grandeza de España', según las imágenes más actuales. El alcalde sostiene el "buen criterio" en el municipio a finales de los setenta cuando se cambió la placa "con el consenso del párroco".

Por otra parte, asegura que no es "competente" para su retirada, ya que la placa está instalada en un lugar que pertenece al Obispado de Córdoba y que por tanto es a esta institución a la que se tiene que dirigir la Mesa del Senado.

Además, asegura que la placa es Bien de Interés Cultural, ya que consta en el conjunto de la iglesia, que fue protegido por una decisión de la Junta de Andalucía. En este sentido, sostiene que el entorno fue sometido a obras de restauración y reforma por parte del gobierno andaluz y que en ningún momento se decidió la retirada de la placa.

Por último, sostiene que si alguien es competente para ordenar la retirada de la placa es un "comité técnico" que se cree al efecto, algo previsto en la ley de Memoria Histórica de Andalucía.

Etiquetas
Publicado el
17 de abril de 2021 - 05:45 h
stats