La producción de pistacho aumenta un 211% en Córdoba

Pistachos.

La producción de pistacho en la provincia de Córdoba ha experimentado un aumento del 211% entre los años 2016 y 2017, una cifra que no se corresponde tanto con el incremento de superficie cultivada como sí por la puesta en producción de los árboles plantados que tardan varios años en dar cosecha.

Así, la provincia cordobesa es en la que más aumentó porcentualmente su producción (211%) al pasar de 38 toneladas el año 2016 a las 118 toneladas del año 2017. Con respecto al terreno cultivado con pistacho, también se registró un aumento, del 6%, al pasar de 332 a 356 hectáreas plantadas con este árbol.

La superficie total de pistacho cultivada en Andalucía en 2017 ascendió a 2.464 hectáreas, de las que 1.190 hectáreas tuvieron producción, ya que los árboles de pistacho tardan varios años en dar cosecha, siendo uno de los cultivos que obligan a un tiempo de espera más prolongado, en concreto entre cinco y siete años, según detalla la Consejería de Agricultura en un comunicado.

El resto del cultivo andaluz, es decir, 1.274 hectáreas, son plantaciones jóvenes que aún no dan cosecha pero que irán incorporándose a la producción en los próximos años. Con respecto a la campaña anterior, se ha producido un incremento del 31% en la superficie total, ya que en 2016 el número de hectáreas fue de 1.875, de las que 803 tenían producción.

Este fruto seco se localiza principalmente en dos provincias andaluzas, ya que entre ambas acaparan más del 57% de la superficie total cultivada en esta comunidad. En concreto, en Granada son 839 hectáreas (el 34% del total) mientras que en Jaén el cultivo ocupa ya 576 hectáreas (23,4%). A más distancia se encuentran Córdoba, con 353 hectáreas (15,1%), Sevilla con 276 hectáreas (11,2%) y Málaga con 265 hectáreas (10,8%). Menos significativos son los casos de Cádiz, Almería y Huelva, ya que entre las tres representan el 5% total del cultivo.

Respecto de la superficie en producción también ocupa el primer lugar Granada con 335 hectáreas, siguiéndole Jaén con 293, Sevilla (276), Córdoba (110) y Málaga (106). Granada es asimismo la que tiene unas mayores expectativas de producción, ya que es la provincia en la que hay más plantaciones jóvenes.

En cuanto a la producción, en 2017 se cosecharon 1.226 toneladas de pistacho, con un aumento del 57% respecto a 2016 cuando se produjeron 782 toneladas. En este caso también Granada y Jaén acaparan el 57% de la producción. En la provincia granadina se obtuvieron 384 toneladas por 319 en Jaén, 239 en Sevilla, 118 en Córdoba, 81 en Cádiz y 76 en Málaga.

Aumento en todas las provincias

En todas las provincias se han producido aumentos respecto a 2016 tanto en superficie como en producción. Los más significativos son los de Sevilla con un incremento del 82% en superficie (152 hectáreas en 2016) y una producción que pasa de 17 toneladas a 239 en solo un año (un crecimiento del 1.325%). Por su parte, Granada crece el 37% en superficie (612 hectáreas en 2016) y el 15% en producción (pasa de 335 a 384 toneladas de 2016 a 2017).

Porcentajes similares presenta Málaga, con un incremento del 33% en el cultivo (199 hectáreas el año anterior a 265 en el 2017) y un 13% en los pistachos producidos (de 67 a 76 toneladas), mientras que en Córdoba el cultivo aumenta en un 6% (de 332 a 356 hectáreas), pero su producción experimenta una subida del 211% (de 38 a 118 toneladas).

Etiquetas
stats