Las primeras decisiones de Bellido: qué hacer con el Rey Heredia, las piscinas o el Centro de Convenciones

Bellido saluda a Pedro García tras el Pleno de investidura | ÁLEX GALLEGOS

Sin tregua. Después de asumir la Alcaldía de Córdoba, José María Bellido tiene que empezar ya a tomar decisiones. Y muchas no son fáciles ni, previsiblemente, pacíficas.

La más inminente ya se comentaba en los pasillos de Capitulares este sábado: qué hacer con las piscinas municipales de la Fuensanta y la calle Marbella que están cerradas y que son responsabilidad del Ayuntamiento. El concejal popular Salvador Fuentes (más que previsible presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo) ya se ha reunido con los vecinos afectados y está buscando cómo solucionar un problema que no parece fácil. Desde el PP confían en que una de sus medidas más visibles sea la de poder abrir las piscinas este mismo verano, cuando más calor hace.

La solución no es fácil, aunque todo depende de cómo ejecute el propio Bellido su firma como alcalde. A través de un decreto se puede declarar el contrato como urgente, encargar a una empresa o colectivo su gestión y comprometer que en el futuro se hará en libre concurrencia. La decisión se puede topar con la Intervención General, y el alcalde, entonces, tendría que levantar su primer reparo. O no. De momento, todo está en el aire.

Otra decisión que tiene que tomar de manera inminente el nuevo alcalde es sobre el Centro Social Rey Heredia. El próximo 21 de junio cumple la cesión del antiguo colegio al colectivo de la Acampada Dignidad. El PP ya trabajó en su cesión al final del mandato de José Antonio Nieto a pesar de que el Rey Heredia fue quien capitalizó las protestas contra el Ayuntamiento entre el 2011 y el 2015. Ahora, Bellido tiene que decidir de manera inmediata si renueva o no la cesión de este edificio municipal por otros cuatro años. Su decisión de renovar la cesión puede disgustar, y mucho, a Vox. Si no lo hace, a buen seguro tronarán las protestas en Capitulares.

Por otra parte, antes de final de mes el Ayuntamiento tiene que firmar el convenio con Tragsa para continuar con la obra parada del Centro de Convenciones y Exposiciones del Parque Joyero. En el Pleno, el PP votó en contra de que el Ayuntamiento decidiese pactar con Tragsa la continuación de la obra. Si ahora no sigue adelante con el convenio, volverá a retrasarse meses e incluso años retomar la obra del Centro de Convenciones, un proyecto iniciado durante el mandato de José Antonio Nieto.

En semanas, Bellido tendrá que decidir también si tiene que levantar los habituales reparos de Intervención para pagar las nóminas del Ayuntamiento de Córdoba, algo que el PSOE e IU venían haciendo prácticamente todos los meses desde finales del año pasado. El nuevo alcalde, además, afrontará el grave problema de falta de personal en la Policía Local y los bomberos. Los agentes municipales apenas si han descansado en los últimos meses, donde se han unido dos campañas electorales a la Semana Santa y el Mayo Festivo. La plantilla anda escasa de recursos y ahora toca dar muchas jornadas de descanso.

Y por último, en la Gerencia Municipal de Urbanismo urge también tomar una decisión sobre la Normal de Magisterio del Sector Sur. Hay problemas con el modo elegido para retomar las obras y el nuevo alcalde (aunque es competencia del nuevo presidente de la Gerencia) tendrá que determinar cómo afrontar el final de una obra que arrancó hace una década.

Etiquetas
stats