El PP de Casado busca moderarse centrándose en la economía y en la gestión de sus dos gobiernos

.

Como un profesor ante una clase, en un tono de voz pausado, neutro y lejos del tono mitinero que lo caracterizó en la pasada primavera, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha hecho una auténtica puesta en escena en el Palacio de Congresos de Córdoba del partido con el que aspira a convertirse en presidente del Gobierno el próximo 10 de noviembre. Casado lo fía todo a moderarse y busca hacerlo hablando de economía y del "milagro" de la gestión de los dos gobiernos que ha tenido el PP en España: el de José María Aznar de 1996 a 2004 y el de Mariano Rajoy de 2011 a 2018.

Casado ha inaugurado en la mañana de este sábado en el Palacio de Congresos de la calle Torrijos la Convención Económica del PP nacional. En la cita, exministros de los dos gobiernos están convocados a participar y proponer las medidas que plantearán los populares. Eso sí, na la cita no ha acudido el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro, el de Economía Luis de Guindos o el exministro en la época de Aznar Rodrigo Rato, que cumple pena de prisión.

Al contrario, la jornada se estructuró en torno a cuatro mesas redondas moderadas por la vicesecretaria de Sectorial del PP, Isabel García Tejerina; el secretario de economía del PP, Daniel Lacalle; el portavoz de Economía del grupo popular en el Congreso, Mario Garcés, y la portavoz del PP en el Parlamento europeo, Dolors Montserrat. También se contó con la presencia de Ana Pastor, ex ministra de Sanidad y Fomento y ex presidenta del Congreso de los Diputados; Elvira Rodríguez, ex ministra de Medio Ambiente; José Manuel García Margallo, ex ministro de Asuntos Exteriores y Alberto Nadal, ex secretario de Estado de Presupuestos.

Casado resumió su propuesta en que los populares son los únicos que pueden gestionar la economía española ante la crisis que se avecina y que "reconocen los socialistas". "Estamos preparados. El PP tiene un plan para España. España no se puede permitir otra crisis económica. España no podría soportar otra crisis económica con el PSOE en el Gobierno", aseguró al final de una larguísima intervención donde desgranó "el milagro económico del PP"..

"Ahora que el PSOE ha reconocido que la crisis llega, que el enfriamiento ya está aquí, más que nunca España nos necesita de vuelta en el Gobierno para solventar la crisis, para subir el empleo y para seguir financiando el estado del bienestar que nos enorgullece como miembros de la mejor nación del mundo", concluyó. Fue ahí en el único momento en el que subió el tono del encuentro y donde ya recibió los aplausos de la convención popular.

Antes, Casado resumió la receta popular para ese milagro económico: bajar los impuestos. "Si hay más dinero en el bolsillo de los españoles habrá más consumo, habrá más inversión, se empleará a más gente y se ingresará más con más gente pagando impuestos. Así es como se financia la política social que a la gente le preocupa", dijo, al tiempo que insistió en que todo se debe "a programar y equipos económicos" que "siempre ha tenido el PP".

El candidato a la Presidencia desveló que "a diferencia de otros partidos nosotros queremos hablar de economía" y puso como ejemplo de la gestión actual al gobierno de la Junta de Andalucía de Juanma Moreno, o a la Alcaldía en Córdoba de José María Bellido. "Juanma puede ir con el BOJA a decir lo que ha hecho en cada gobierno. Juanma ya es un ejemplo presente de lo que el PP hará a partir de noviembre en España", arengó. "Si fuimos capaces de hacerlo, tenemos la credibilidad para volver a proponerlo", planteó Casado.

Entre sus propuestas, Casado anunció una nueva rebaja del IRPF, la anulación del impuesto del impuesto de sucesiones, donaciones y patrimonio; también el del impuesto de actos jurídicos documentados y la introducción de incentivos fiscales al ahorro. También planteó medidas dirigidas al emprendimiento para que en España "se pueda crear una empresa en cinco días".

Casado fue presentado por Juanma Moreno. El presidente de la Junta lanzó una pregunta: "¿Qué hace un gobierno del PP? Lo primero es poner orden en las cuentas públicas", aseguró. Así, destacó que "en menos de 100 días, el impuesto de sucesiones en Andalucía ya no existe".

Las listas electorales

La dirección nacional del PP que preside Pablo Casado está ultimando la confección de las listas electorales para las generales del 10 de noviembre, con cambios sobre todo en la circunscripción de Madrid.

El 7 de octubre termina el plazo para registrar las listas electorales y el PP apurará ese calendario. De hecho, este fin de semana se reúnen los comités electorales provinciales para estudiar las candidaturas y después serán ratificadas por el Comité Electoral Nacional del partido.

En Génova sostienen que las listas serán similares a las que presentaron para los comicios del 28 de abril y que solo habrá retoques para cubrir los huecos que han dejado varios cargos por renuncia o por nuevos destinos en Gobierno regionales.

Ése es el caso de la lista madrileña que encabezó Casado. De esta candidatura formaba parte en el cuarto puesto Daniel Lacalle, que renunció a su escaño en mayo aunque sigue como 'gurú' económico del PP, y Andrea Levy, que se incorporó como concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid.

La marcha de Lacalle y Levy permitió que corriera la lista en el Congreso y entraran como diputados José Ignacio Echaniz y Mari Mar Blanco, que iban en los puestos octavo y noveno. En las generales de abril, Ciudadanos superó al PP en la Comunidad de Madrid.

Casado también tiene que cubrir el hueco de su exjefe de gabinete, Javier Fernández Lasquetty, que concurrió en el décimo puesto por Madrid y que se ha incorporado como consejero de Hacienda al Gobierno madrileño que preside Isabel Díaz Ayuso. Lo mismo ocurre con el torero Miguel Abellán, que no logró escaño (iba en la plaza 12) y ahora ha sido nombrado nuevo director gerente del Centro de Asuntos Taurinos de Madrid.

Fuentes 'populares' consultadas por Europa Press están convencidas de que ganarán peso algunos parlamentarios y cargos afines a Cayetana Álvarez de Toledo, como Pilar Marcos --su actual jefa de gabinete que ya ocupó el puesto 13 de la lista madrileña-- y el exsenador y exjefe de gabinete de Aznar, Carlos Aragonés, que ocupó la decimocuarta posición de esa misma candidatura.

Además, en las filas del PP pronostican que también podría incorporarse a las listas el ex secretario de Estado Gabriel Elorriaga, que este verano fue nombrado por Álvarez de Toledo como jefe de asesoría del Grupo Popular. Todo ellos forman parte de la órbita de la Fundación de Análisis y Estudios Sociales (FAES) que preside Aznar.

La incógnita de Rosa Díez

Fuentes del PP han confirmado que Álvarez de Toledo repetirá como diputada por Barcelona. En las generales de abril el partido solo logró ese escaño en Cataluña y ahora aspira a mejorar posiciones en noviembre.

Una de las principales incógnitas es si finalmente Casado fichará a la exdirigente del PSOE y exfundadora del Unión Progreso y Democracia (UPyD) en la lista de Madrid. Ella misma reconoció hace tres semanas en un acto del PP que echaba de menos el Congreso y Casado añadió que la Cámara Baja también la echaba en falta.

En ese mismo acto a favor de la coalición 'España Suma', Álvarez de Toledo dijo que España no puede permitirse el lujo de prescindir de una política como Rosa Díez y añadió que no cejaría en su "empeño" de recuperarla para la política activa.

La dirección nacional del PP también tiene que decidir el nombre de la persona que sustituirá a Javier Maroto, que fue cabeza de lista del PP por Álava pero se quedó sin escaño. Casado decidió designarle después senador autonómico por Castilla y León, un nombramiento que causó protestas en el PSOE por su empadronamiento en el municipio segoviano de Sotosalbos pese a no tener vinculación previa con esta provincia.

Asimismo, Génova tendrá que hacer nuevos nombramientos en los cabezas de lista de otras candidaturas como es el caso de Cuenca o Zamora. El exministro Rafael Catalá, que fue cabeza de cartel por Cuenca, renunció a su escaño el pasado mes de mayo aunque sigue vinculado al partido como responsable de Justicia e Interior de la Ejecutiva del PP.

También ha quedado vacante el puesto 'número uno' de la lista al Congreso por Zamora, ya que Isabel Blanco se ha incorporado como consejera de Familia e Igualdad al Gobierno regional de Castilla y León. En este caso habrá que ver si Casado se plantea la posibilidad de trasladar al Congreso al excoordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, que encabezó la lista al Senado por Zamora.

Fuentes del PP apuntan a que la dirección nacional del PP atenderá las peticiones del partido en Andalucía y moverá a Juan José Cortés, padre de la pequeña Mariluz asesinada en 2008, que fue cabeza de lista al Congreso por Huelva en abril en sustitución de la exministra Fátima Báñez. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha defendido ajustes para hacer listas "más potentes".

El PP nacional también podría cambiar al cabeza de cartel del PP por Almería, Javier Aureliano García, que ha sido nombrado recientemente presidente de la Diputación en esta provincia. Además, es secretario de Política Provincial en la Ejecutiva nacional del partido.

Etiquetas
stats