La plantilla de Correos se ha reducido un 23% este verano

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Córdoba denuncia que la deuda del Estado con la empresa postal está provocando carencias de personal que a su vez repercuten en el reparto diario, que en algunos casos no se realiza

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Córdoba ha afirmado que la plantilla de Correos se ha reducido un 23% este verano en la provincia, lo que está ocasionando retrasos en el reparto del correo, que no se realiza a diario en algunas zonas, según denuncia el sindicato a través de una nota de prensa.

CCOO ha denunciado que la decisión de no cubrir las bajas por vacaciones de un cuarto de la plantilla de la provincia, "que se ha tomado de forma unilateral y sin negociación con las organizaciones sindicales, se basa en el descenso del tráfico postal en verano, pero el sindicato critica que no se haya realizado un estudio de las necesidades ni de las circunstancias de la producción, y que no se haya tenido en cuenta que esta reducción de personal puede ocasionar demoras y una pérdida de calidad".

De hecho, afirma el secretario General de la mencionada federación, Luis Mena, "CCOO ha detectado que en algunas localidades los trabajadores y trabajadoras de Correos están desbordados y deben soportar mayores cargas de trabajo. Del mismo modo, los ciudadanos sufren las consecuencias viendo mermado su derecho a recibir el correo de forma accesible".

"La falta de personal se va a ver agravada en los próximos meses, puesto que entre la marea de recortes del Gobierno, Correos tiene previsto proceder a una reducción de la masa salarial del organismo de entre un 20 y un 25%, debido a la no reposición de las plazas por jubilación o traslados del personal a otros organismos", considera.

Para el sindicato, el problema de Correos es un problema de ingresos y pide al Estado que le dé a Correos el dinero que le debe y que diversifique cuanto antes su actividad. Además, "hay que desarrollar un Plan de Acción que cuide al máximo el correo tradicional y los soportes físicos (85% de la facturación), con mucha atención ante experimentos como la factura electrónica, mientras se despliega la diversificación, se apuesta por la paquetería y se internacionaliza la actividad para dejar de ser un operador local en un escenario global", ha reseñado Mena.

Según Mena, "el futuro de Correos pasa por un proyecto de crecimiento y expansión para captar ingresos a través de una mejor regulación y protección del operador". Así, el sindicato acusa al Ministerio de Economía como propietario y a Fomento como regulador del servicio postal, de maltratar al correo postal público y perjudicar a la plantilla de trabajadores y trabajadoras de Correos, perjudicando el servicio postal universal prestado a la ciudadanía con los recortes que rondan los 250 millones de euros.

Etiquetas
Publicado el
10 de agosto de 2014 - 05:27 h
stats