Piden seis meses de cárcel y dos de inhabilitación para un médico naturista que causó lesiones a una paciente

Entrada al servicio de Urgencias del Hospital Reina Sofía | ÁLEX GALLEGOS

El Ministerio Fiscal ha pedido seis meses de prisión y dos años de inhabilitación para el ejercicio de la profesión para J.J.R.J., el médico naturista de Jaén implicado en el caso de la mujer de 58 años que, en octubre de 2018, tuvo que ser ingresada en la UCI del hospital Reina Sofía de Córdoba tras someterla a un tratamiento de punciones en el esternón para la extracción de células madre.

En el escrito de calificación provisional de Fiscalía al que ha tenido acceso Europa Press y en el que se le acusa de un presunto delito de lesiones por imprudencia grave por imprudencia profesional, se establece que el acusado es “licenciado y doctor en medicina y cirugía y no es especialista en hematología ni hemoterapia”.

La víctima, según recoge Fiscalía, padece una neoplasia mieloproliferativa crónica que se caracteriza por una alteración cuantitativa y cualitativa de las plaquetas sanguíneas. En este contexto, el acusado, dueño de una clínica privada en Jaén capital, sometió a la mujer el 5 de octubre de 2018 a un tratamiento PRP (plasma rico en plaquetas).

El tratamiento consistió en tres punciones esternales con la finalidad de extraer sangre de la paciente, procesar el plasma y una vez tratado volverlo a introducir por vía intravenosa o local para regenerar tejidos u órganos.

Una de estas punciones le provocó “un taponamiento cardiaco traumático y neumomediastino anterior leve-moderado”, esto llevó a que la mujer se desvaneciera y fuese trasladada al Hospital de Jaén desde donde se derivó al Hospital Reina Sofía de Córdoba. Añade el escrito que para solventar la situación hubo que practicar a la mujer “cirugía de emergencia”, lo que la llevó a permanecer en el UCI durante seis días.

Resalta el escrito que la punción esternal que le provocó el daño fue la realizada en el tercer espacio intercostal, una zona que “es evitada habitualmente por los médicos especialistas hematólogos, quienes hacen este tipo de punciones, por el riesgo de que puedan producirse lesiones en órganos vitales”.

Asimismo, recoge el escrito que la perjudicada “firmó un consentimiento en el que no consta que le iban a practicar una punción esternal ni las complicaciones que pueden derivarse”. Es más, según indica el Ministerio Público, el acusado dijo a la mujer que con el tratamiento que le iba a suministrar “mejoraría la rinitis alérgica, la trombocitemia, la audición y agudeza visual”.

También apunta el escrito que “no existe evidencia científica” que el tratamiento al que fue sometida la mujer sea beneficioso para la patología que presentaba.

Como secuelas, a la perjudicada le ha quedado una cicatriz de 20 centímetros de longitud y un centímetro de ancho, lo que se considera un perjuicio estético moderado.

El escrito de Fiscalía señala que el acusado estaba autorizado en su clínica para realizar actividades de medicina general/familiar, medicina estética, cirugía menor ambulatoria, acupuntura y homeopatía y “carecía de autorización para actividades de obtención de cálulas y tejido para el uso de plasma autólogo y sus fracciones”.

Por ello, la Junta de Andalucía ha iniciado un expediente sancionador que como medida preventiva acordó en febrero de este año la suspensión en la clínica del acusado de las actividades sanitarias de tratamiento consistente en PRP, enriquecido en factores de crecimiento y células madres autólogas, así como el uso de plasma autólogo y sus funciones.

Nada más trascender los hechos, el Colegio de Médicos de Jaén también abrió una información reservada al acusado, pero la dejó suspendida hasta que finalizara la investigación judicial.

En lo que respecta a la indemnización, el Ministerio Fiscal recoge que “la perjudicada ya ha sido indemnizada por sus lesiones”, aunque no concreta la cantidad a la que ha ascendido la indemnización.

Etiquetas
stats