¿Qué va a pasar ahora con...?

.
Numerosos proyectos y decisiones que el PP inició con la mayoría absoluta en Capitulares se ven abocados a un cambio tanto con la entrada de un tripartito, como con la remota posibilidad de un gobierno en minoría de los populares

El resultado electoral del pasado domingo en Córdoba ha dejado abiertos todos los interrogantes en Capitulares. La pérdida de apoyos del Partido Popular y, en consecuencia de su mayoría absoluta, va a dejar al nuevo gobierno local, ya sea un tripartito-opción que se antoja como la más probable- como un gobierno en minoría de los populares muchas decisiones encima de la mesa. Decisiones que se tomaron con el 'rodillo' de la mayoría absoluta y que ahora, en cualquiera de los escenarios posibles, se prevén revisable e, incluso, revocables. Más allá de quién gobierne, la pregunta que recorre estos días el Ayuntamiento es ¿qué va a pasar ahora con...?

Centro de Convenciones

Sin duda la medida más personal del gobierno del Partido Popular. Durante todo el mandato ha contado con el rechazo de todos los grupos del Pleno y ha sido una de las 'armas arrojadizas' en campaña contra la gestión de Nieto. El comienzo de las obras se inició en el último trimestre del mandato que ahora expira por lo que la resolución del contrato conllevaría una penalización para el Ayuntamiento. Isabel Ambrosio anunció en campaña que, en caso de gobernar, realizaría una auditoría sobre la viabilidad del proyecto, mientras que IU y Ganemos se oponen frontalmente y desde el primer momento a la obra tanto por su ubicación, como por la forma en la que se realizó la cesión del inmueble de Cajasur. A las críticas se unen hasta Ciudadanos que tampoco entienden la decisión del PP. Seguro que será uno de las primeras polemicas del mandato.

Rey Heredia

La no-cesión del inmueble a los vecinos del Distrito Sur marcó los últimos meses del mandato de Nieto. A finales de 2014 se anunció un acuerdo inminente que, posteriormente, se ha ido retrasando una y otra vez hasta dejarlo 'aparcado' y como tarea para la próxima corporación; todo ello aderezado con las quejas y las acusaciones de los vecinos que retomaron las protestas y acusaron de mentir al alcalde y al gobierno local. En este caso, IU y Ganemos han apoyado de forma pública la reivindicación de los activistas del Rey Heredia por lo que se prevé una resolución rápida de un conflicto que se ha alargado durante casi dos años. En este sentido, aprobar la cesión del inmueble podría tener una consecuencia directa en la causa penal que se instruye en el juzgado número 4 de la capital cordobesa y por la que están acusados varios activistas.

Relaciones con la Iglesia

Otra de las grandes polémicas del mandato en donde la posición de Nieto, tanto como alcalde como parlamentario, ha sido, en el caso de la titularidad de la Mezquita-Catedral, la de dejar las cosas como están; esto es bajo la titularidad y gestión de la Iglesia. Enfrente la postura de Ambrosio, primero como responsable de la Junta y luego como candidata, que aboga por una titularidad pública, aunque respetando la gestión de la Iglesia y la de IU y Ganemos que abogan igualmente por una gestión pública y transparente del monumento emblema de Córdoba. En este sentido, la polémica se antoja inminente con el Cabildo. Junto a esto también se prevén cambios con respecto a las polémicas inmatriculaciones de bienes municipales a cargo de la Iglesia, caso de la plaza del Pocito o el Triunfo de San Rafael. Existe un inventario de bienes y se han comenzado reclamaciones judiciales que, muy probablemente, cobrarán un nuevo impulso en caso de que gobierne un tripartito.

Aucorsa

Si hay una empresa cuya gestión ha estado en entredicho en este mandato ésta ha sido Aucorsa. La decisión de adquirir autobuses de segunda mano a la EMT de Madrid y los constantes problemas que han generado, incendios incluidos, han puesto en el ojo del huracán a los responsables políticos de sus gestión (la presidenta, Ana Tamayo, ni siquiera fue en la lista). En los últimos meses de mandato se licitó y adjudicó la compra de diez nuevos vehículos y un plan de inversiones hasta 2020 que, vistos los resultados electorales, no tiene pinta de poder ejecutarse. En este sentido, la alcaldable socialista, Isabel Ambrosio, propuso un nuevo contrato-programa para garantizar la viabilidad de una empresa que, si cierra en números rojos a 31 de diciembre, tendrá que disolverse según las normas de la Ley de Sostenibilidad de la Administración Local impuesta por el Gobierno central de Mariano Rajoy.

Ciudad Deportiva

La cesión de una parcela a la Fundación del Córdoba CF para la construcción de su nueva Ciudad también se concretó en los últimos días del mandato y también fue muy cuestionada tanto por el PSOE (Emilio Aumente) como por IU (Francisco Tejada) que consideraron que ni eran las formas ni el lugar adecuado para semejante proyecto a costa del suelo municipal. Las obras o al menos el simulacro de éstas (allanamiento del terreno) se iniciaron con la campaña electoral en marcha. Las fuentes consultadas indicaron que, en este asunto, puede haber una vuelta atrás, aunque debe iniciarse un expediente que, como siempre, depende de la decisión política.

Aeropuerto

Tema recurrente en los últimos años. Durante el mandato no se ha hecho nada y se ha acatado la decisión de Aena de reducir sus horarios y, con ello, la operatividad de unas instalaciones en las que se invirtieron más de 70 millones de euros. La Junta convocó una mesa para buscar soluciones al aeropuerto que, desde el primer momento, contó con la ausencia de representantes del PP tanto por parte del Ayuntamiento, como de la Subdelegación del Gobierno. En este sentido, PSOE e IU proponen revitalizar la infraestructura, no se sabe cómo, pero el problema que acecha no es el parón de los vuelos, sino la reclamación por parte del Gobierno de los casi 14 millones de euros que el Consistorio (acuerdo de Rosa Aguilar) se comprometió a pagar por las expropiaciones. En estos años, en el Ayuntamiento se han recibido al menos tres comunicaciones de Fomento instando al pago, algo que no se ha producido aún y que puede condicionar las cuentas del Consistorio de forma dramática.

Agrópolis

Otro de los proyectos propios del Partido Popular del que se han tenido noticias con cuentagotas a lo largo del mandato. La postura de la oposición ha sido la de escepticismo tanto con los fines como con las supuestas ventajas que esta fundación iba a traer al desarrollo del sector agroalimentario cordobés. En lo último tiempos la actividad de Agrópolis se centró en la industria Halal, pero aún quedan más dudas que certezas que ponen en duda la viabilidad de este proyecto.

Relaciones con la Junta

¿Puede un tripartito mejorar las maltrechas relaciones del Ayuntamiento con la Junta de Andalucía? La figura de Isabel Ambrosio parece augurar que sí, pero en el tintero quedan asuntos como el desbloqueo del C4, que la socialista ha asegurado que reclamará. Junto a esto, IU no guarda buen recuerdo de su paso por el Gobierno andaluz y Ganemos es una incógnita.

Etiquetas
stats