Una pareja de linces llega al Zoo de Córdoba

Uno de los dos animales que acaba de llegar a la ciudad.

Olisipo y Lanufa son dos linces que no podrían sobrevivir en la sierra. Olisipo es un macho estéril y Lanufa una hembra con epilepsia. Los técnicos de Medio Ambiente han certificado que su única manera de sobrevivir es vivir en cautividad. Y desde este viernes tienen nuevo hogar: el Zoo de Córdoba.

Este viernes, el Ayuntamiento ha recibido oficialmente a esta pareja de animales, que han estrenado el recinto para linces que lleva un par de años construido. De hecho, le ha dado tanta importancia a la presencia de estos animales que tal y como presentó el concejal David Dorado el Zoo cambia su imagen y le da protagonismo absoluto a los linces.

El recinto consta de dos cubiles con una superficie de 20 metros cuadrados cada uno y las obras de adecuación y tematización consisten en la representación del hábitat natural del lince ibérico, como es monte mediterráneo con zonas con predominio de matorral maduro de porte alto y/o roquedos tipo canchal o berrocal. También se ha realizado un estanque con forma irregular de aproximadamente 2,5 metros cuadrados de superficie.

Solo existe una zona donde se puedan contemplar los linces desde el exterior, que está situada a dos cotas diferentes y cada una con dos zonas de visión. Este espacio de visualización se ha tematizado en una segunda fase recreando una cueva que impida los reflejos en los vidrios del cerramiento.

Tanto David Dorado como la delegada de Medio Ambiente, Araceli Cabello, destacaron el cambio de imagen del Zoo y su enfoque como centro de recuperación de animales.

Etiquetas
stats