Unas obras obligan a la Merced a buscar un cambio en su recorrido

Obras en la avenida Virgen de Linares | ÁLEX GALLEGOS

A menos de dos semanas para el Domingo de Ramos, dos hermandades están en la actualidad pendientes de unas obras en puntos de sus recorridos. En concreto son las corporaciones de la Merced y de la Pasión, que afrontan sus contratiempos de forma diferente. En el primer caso, la cofradía radicada en la parroquia de San Antonio de Padua se ve obligada a modificar parte del trayecto de vuelta a su templo. Así es tras conocer este jueves que los trabajos, que se realizan en la confluencia de la avenida Virgen de Linares y Almogávares, no van a estar terminados para el Lunes Santo. En cuanto a la hermandad con sede en Nuestra Señora de la Paz (San Basilio) tiene asegurado por parte del Ayuntamiento su paso por el Arco de Caballerizas, vallado desde hace un tiempo.

La situación más problemática, por tanto, la vive la hermandad de la Merced, que tenía previsto realizar su regreso a San Antonio de Padua a través de la referida avenida Virgen de Linares. A ésta accedería por San Juan de la Cruz tras recorrer Ollerías y Héroes de Chernóbil. Un retorno que definitivamente no podrá efectuar de esta forma. Desde semanas atrás la Emprea Municipal de Aguas (Emacsa) lleva a cabo en el mencionado lugar (Virgen de Linares con Almogávares) obras de rehabilitación de abastecimiento, que dejan al descubierto un gran socavón en la carretera. Dada la cercanía de la Semana Santa, la corporación del Zumbacón mostró su preocupación a la Agrupación de Cofradías. Esta entidad, a su vez, trasladó el hecho al Ayuntamiento.

Este jueves, al tiempo que el ente que aglutina a las hermandades esperaba respuesta oficial, según el propio organismo expresó a EL CIRINEO, la Merced conocía que las obras no estarán finalizadas para el Lunes Santo. Un extremo éste que confirmaron a este medio tanto Emacsa como la corporación radicada en San Antonio de Padua. La Empresa Municipal de Aguas informó de que, en efecto, las labores se retrasarán aún más después de que en las últimas semanas se prolongaran debido a las lluvias. La conclusión estaba prevista para estos días. Esta nueva realidad fue notificada a la cofradía, que ahora aguarda contestación del Ayuntamiento a la Agrupación -en materia de coordinación- para saber cómo reconduce la situación en lo que al regreso a su templo se refiere. Lo cierto es que habrá de modificar este tramo de su recorrido.

La Pasión, con garantías del Ayuntamiento

No menos preocupante resultaba, en principio, el panorama para la hermandad de la Pasión, con sede en la parroquia de Nuestra Señora de la Paz (San Basilio). En este caso, la corporación estaba -y está- pendiente de unas obras que acomete desde hace tiempo la Delegación de Infraestructuras del Ayuntamiento en Martín de Roa. Estas labores hacen que el tramo de salida del Alcázar Viejo por el Arco de Caballerizas aparezca vallado. Se trata aquí de unas labores de mejora del pavimento en el citado punto, cuya finalización estaba prevista para algún tiempo atrás. La lluvia demoró la conclusión también en esta zona de Córdoba.

Sin embargo, la propia delegada de Infraestructuras, Amparo Pernichi, aseguró que no habrá problemas para el tránsito de la Pasión el Miércoles Santo por este lugar, que recorre en la ida a la Carrera Oficial y en la vuelta a su templo. La edil informó de que el gobierno municipal está en permanente contacto con el hermano mayor de la corporación del Alcázar Viejo y explicó que, tras el retraso por el tiempo, la intención es que las obras acaben el día 23, Viernes de Dolores. Eso sí, entonces se requerirá un período para que el nuevo pavimento esté perfectamente asentado. Un detalle éste que tampoco pasó por alto Pernichi, que aseguró que para el día de salida de esta cofradía se entiende el fraguado estará endurecido para permitir su paso.

De esta forma, el Ayuntamiento garantiza el normal desarrollo del desfile procesional de la Pasión por el Arco de Caballerizas. En este sentido, existe un plan B consistente en usar zahorra y compactarla para el Miércoles Santo, de forma que provisionalmente este punto no quede sin opciones de ser discurrido y después puedan terminar las obras. En todo caso, desde Infraestructuras se confía en que no será necesario acudir a esta última alternativa. Por otro lado, Amparo Pernichi adelantó que tras el tránsito de la cofradía por la mencionada zona, tanto en la ida como en la vuelta, ésta será vallada de nuevo y se prohibirá el tráfico rodado para no generar problemas en la finalización del pavimento.

Etiquetas
stats