No es negocio para la desescalada: el 58% de las agencias de viajes de Córdoba no prevé abrir hasta julio

Planeando un viaje de vacaciones | PIXABAY

Las agencias de viajes de Córdoba miran con escepticismo la desescalada de la crisis sanitaria y económica del coronavirus. En el sector, paralizado por las restricciones de movilidad de la población y la cancelación de los planes vacacionales durante el estado de alarma, miran al futuro más que al presente. De hecho, el 58,4% de las agencias de viajes cordobesas no prevén abrir sus puertas hasta el mes de julio.

Es es el dato más llamativo de la encuesta que ha realizado en estos días entre sus integrantes la Asociación de Agencias de Viajes de Córdoba, según ha explicado a este periódico su presidente, Antonio Caño. A esa mayoría que tiene decidido no abrir hasta el mes de julio, se suma que más de un tercio de las agencias no ofrece una fecha concreta para su apertura, llenas de incertidumbre. Así, apenas un 8% de los negocios del sector -"los que tiene uno o dos trabajadores-, contaban con abrir en esta fase 1 de la desescalada en Córdoba. La provincia cuenta con unas 75-80 empresas centrales, algunas de las cuales tienen diversos establecimientos.

Caño explica que la actividad que han tenido que desarrollar las agencias de viajes durante el estado de alarma se ha centrado en las cancelaciones y las devoluciones de las vacaciones que habían contratado los clientes. "Todo lo que había de reservas para Semana Santa y algunas ya para el verano se ha anulado", unas devoluciones que han gestionado durante estas semanas pasadas. Y, ahora, que en la fase 1 de la desescalada ya podrían abrir sus puertas de nuevo, se encuentran con la realidad: la movilidad está restringida entre provincias y la incertidumbre hace que sean pocos los cordobeses que ahora mismo planeen sus vacaciones.

"Ventas a cero"

"Las ventas están a nivel cero", dice gráficamente, para explicar que la temporada de primavera se ha ido al traste y, ahora, está por ver qué pasa con la de verano, la "temporada alta" para las agencias con los planes que ofrecen a los cordobeses para viajar durante los meses de sus vacaciones y de más calor en la provincia. Lo poco que se había vendido hasta ahora para entonces -"un 5% aproximadamente de las ventas para julio y agosto"-, se ha anulado todo.

Así las cosas, la mirada está puesta en el fin de las restricciones de la movilidad interprovincial, primero, e internacional, después. Pero eso no está previsto que llegue hasta el final de las fases de la desescalada y, por tanto, hasta que el calendario marque ya finales de junio. Por eso, y porque la mayoría de los negocios -el 95%- se han acogido a un ERTE, las agencias miran ya al mes de julio como inicio real de su actividad.

Mientras tanto, los fondos ICO Covid-19, el plan Garantia de la Junta, las ayudas a los autónomos y las exenciones de algunos pagos están aliviando los gastos de las agencias que no cuentan con ingresos desde la declaración del estado de alarma.

La petición del sector, mirando a ese futuro, es que "atendiendo a las premisas que Sanidad imponga, porque sería insolidario e irresponsable pedir una mayor movilidad" mientras dure la crisis sanitaria -apunta Caño-, "se flexibilicen los ERTE y se vayan abriendo los mercados". En el horizonte está la apertura de la movilidad entre provincias: "Este año el 90% del turismo va a ser a nivel nacional, pero si no hay apertura, va a ser imposible".

Etiquetas
stats