“No es abuso, es violación”: el grito contra la “justicia patriarcal” vuelve a la calle

Protesta contra la sentencia de 'la manada' de Manresa | ÁLEX GALLEGOS

El grito feminista contra la “justicia patriarcal” se ha vuelto a escuchar de nuevo en la calle en la capital cordobesa, como en otras decenas de ciudades de la geografía española, en contra de la sentencia de la manada de Manresa, cuyos integrantes han sido condenados por abuso sexual y no por violación grupal a una adolescente de 14 años que se encontraba inconsciente durante los hechos.

“No es abuso, es violación”, ha sido el grito repetido por varios cientos de personas congregadas en el Bulevar de Gran Capitán en la convocatoria de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres y la Plataforma Nosotras Decidimos. “Saldremos a la calle tantas veces como sea necesario a decirlo alto y claro”, han dicho las convocantes.

“Tenemos una justicia machista y retrógrada, que sigue poniendo el foco en la víctima y no en el delito que se ha cometido”, ha asegurado la portavoz de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, Elena Vega. Por eso, han pedido la modificación del Código Penal, para que todo abuso sexual sea una agresión sexual. “Vamos a salir a la calle todas las veces que haga falta”, han reiterado también desde Nosotras Decimos, que han pedido que “no se dude de la palabra de la víctima” en estos casos.

Ambas organizaciones convocantes han firmado un manifiesto que se ha leído ante los presentes, interrumpido por gritos al aire contra la justicia patriarcal y repitiendo “No es abuso, es violación”. En dicho manifiesto, muestran su “repulsa ante la sentencia de la Audiencia de Barcelona que condena por abuso sexual y no por violación a los autores de la violación grupal de una adolescente de 14 años en Manresa en 2016”.

“La víctima fue violada por turnos en una fábrica abandonada durante un botellón. A pesar de la brutalidad del crimen, el tribunal considera que este no puede ser tipificado como agresión sexual por estar la víctima en estado inconsciente y, por lo tanto, considerar la ausencia de violencia e intimidación”, denuncian.

Modificación del Código Penal

Por ello, “exigimos la modificación urgente del Código Penal y que se aplique el artículo 35 del Convenio de Estambul, el cual dice que sin consentimiento explícito lo demás es violación. Cualquier persona sabe cuando se está ejerciendo poder de dominación y control.

Un sistema de justicia patriarcal que consagra la injusticia y busca razones para penalizar a las víctimas en lugar de castigar a los agresores. Porque a ellos los disculpa y a nosotras nos condena, buscando razones que legitiman lo que no es más que una agresión brutal y sin paliativos“.

En ese sentido, denuncian “a quienes ofrecen solidaridad y apoyo, pero no aceleran los cambios legislativos necesarios que sí se producen en otras materias, con el objetivo de ser capaces de fortalecer un sistema jurídico que para respeta y hacer respetar los derechos de las mujeres. Reivindicamos que las mujeres que logran acceder con pruebas a un juzgado no queden expuestas a interpretaciones anti-igualitarias del derecho a la libertad sexual, que no sufran una re-victimización o violencia institucional”.

Asimismo, reclaman que se cumplan los compromisos internacionales suscritos por España como el Convenio de Estambul o las resoluciones del Comité CEDAW de Naciones Unidas, que “cierren el paso a las manadas impunes. No queremos estar atemorizadas, queremos poder desarrollar libremente nuestra sexualidad y nuestras relaciones igualitarias con los demás, y eso incluye una sexualidad placentera y diversa, pero entre iguales. Solo cuando una mujer dice Sí, es que sí, siempre y cuando ese sí, no esté bajo coacción, situación de inferioridad o cualquier otra amenaza circunstancial. Cualquier persona sabe cuando se está ejerciendo poder de dominación y control”.

“La sexualidad de Las Manadas no es tal y, por tanto, no puede ser nuestro modelo. Es dominio y agresión a las mujeres. Como ha reportado feminicidio.net, desde principios de 2019 hasta el 2 de agosto, fecha de la última actualización, al menos se han producido 42 agresiones sexuales múltiples, y desde el 2016 se han documentado un total de 134 agresiones sexuales múltiples”.

Educación afectivo sexual

Por eso, demandan una “educación afectivo sexual con valores de igualdad y de placer mutuo, que contrarreste una industria de la pornografía que trivializa la violencia hacia las mujeres. Más educación, menos explotación”. Y exigen una justicia con perspectiva de género, que emane del pueblo, de una sociedad compuesta a partes iguales por mujeres y hombres iguales en derechos y expectativas vitales

“Hoy nos concentramos aquí, como está pasando en otros muchos lugares, porque no vamos a permitir que esta sentencia les salga gratis. No es hora de silencios, ni de compasión. Estamos preocupadas, sí. Y muy indignadas. Y decididas a salir la calle cuantas veces haga falta, no para llorar sino para gritar, no para rogar sino para exigir. Tenemos memoria para asignar a cada cual la responsabilidad que tiene y razones para no desfallecer porque nos jugamos la vida. No es no”, han concluido.

Etiquetas
stats