Nieto dice que hay que evaluar el estado del Rey Heredia antes de cederlo

Protesta de activistas de Rey Heredia en la calle Capitulares | TONI BLANCO
El alcalde asegura que antes de ceder el inmueble se tienen que cumplir una serie de "requisitos" y que al Ayuntamiento le habría gustado haber acabado el proceso "hace tiempo"

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha asegurado esta mañana que el Ayuntamiento está pendiente aún de una serie de "requisitos" antes de proceder a la cesión del antiguo colegio Rey Heredia, que ocupa la Acampada Dignidad, antes de cederlo, tal y como se comprometió el Ayuntamiento, a los vecinos del Distrito Sur. Entre esos "requisitos", está la verificación por parte de técnicos municipales del estado actual del edificio del Rey Heredia, algo que todavía no ha sucedido.

Nieto ha insistido en que "cuando se cumplan los requisitos que se marcaron en su día, se procederá a la cesión como se comprometió el Ayuntamiento y como nos hubiera gustado haber hecho hace tiempo". Además, el alcalde ha agregado que el antiguo colegio Rey Heredia "es una instalación municipal y tiene los mismos requisitos que cualquier otra instalación que abriera el Ayuntamiento".

Mientras, esta mañana activistas de la Acampada Dignidad han protestado ante el Ayuntamiento por el retraso en la cesión del inmueble. Los activistas han llevado a cabo una protesta con la convocatoria de un comedor social para denunciar el cierre del suyo propio, llevado a cabo por el retraso en la cesión y la falta de agua potable en el inmueble.

El viernes de la pasada semana, Rey Heredia anunció que retomaría las movilizaciones después de que el Ayuntamiento hubiese demorado la cesión, ya decidida y pactada, del antiguo colegio a los vecinos del Distrito Sur. Además, la Acampada Dignidad anunció que había tenido que cerrar el comedor social que tenía instalado en el antiguo colegio Rey Heredia por "la demora en el proceso de cesión" del edificio, "comprometida por el Ayuntamiento de Córdoba". Los activistas del Rey Heredia aseguran que la demora se debe a "la lentitud con la que el Ayuntamiento esta gestionando el proceso de cesión". "Esto es especialmente grave, si se tiene en cuenta que el Centro Social Rey Heredia tiene cortado el suministro de agua desde hace más de un año por decisión municipal, dificultando especialmente el funcionamiento de un comedor social que atiende diariamente a decenas de personas", denuncian los activistas.

"A este corte de agua, se suma la denuncia presentada en su momento ante Sanidad por responsables municipales contra el comedor social, a causa de la falta de agua corriente que el propio Ayuntamiento había provocado, en un claro acto de acoso al comedor social, y con ello a las personas que diariamente hacen uso del mismo", aseguran. A pesar del acuerdo de cesión alcanzado con el Consejo de Distrito Sur y la Asociación Casa de la Ciudadanía, "el Ayuntamiento vienen demorando el proceso de cesión y de normalización del suministro de agua, lo que finalmente ha provocado que la Acampada Dignidad se vea obligada al cierre temporal del comedor social", informan.

Etiquetas
stats