Los monitores que atienden al niño con una enfermedad rara piden conjugar su salud laboral

Los padres del menor con una enfermedad rara en las puertas del centro | MADERO CUBERO

El comité de empresa de BCM, empresa que tiene adjudicado el servicio de Monitores de Apoyo a Alumnos con Necesidades Especiales en el CEIP Torre Malmuerta ha reclamado a la Delegación de Educación “el respeto a sus derechos en materia de seguridad y salud a la vez que una solución adecuada para poder desempeñar el desplazamiento del menor (con una enfermedad rara matriculado en el centro), manteniendo en lo posible su movilidad y de una manera digna y acorde a la legalidad”.

Los monitores han querido salir al paso de las noticias aparecidas la semana pasada sobre el trato ofrecido por los monitores a un alumno del centro con necesidades especiales y, en una nota, señalan que “desde el primer día del curso, se ha desplazado al menor mediante un procedimiento que ha resultado ser un riesgo para la seguridad y la salud de los monitores, tal y como establece el informe técnico de Prevención de Riesgos Laborales elaborado específicamente para el puesto de trabajo”. De este modo, aseguran, “atender al niño en sus desplazamientos y proteger la seguridad y salud de los trabajadores son acciones incompatibles entre sí”.

Además, denuncian, reciben “órdenes contradictorias” de parte de la empresa que gestiona el servicio externalizado por la administración y, de otra, de la Delegación Provincial de Educación a través del Servicio de Inspección y la dirección del CEIP Torre Malmuerta. En dichas órdenes, BCM refiere el respeto a sus obligaciones como trabajadores de velar por su propia seguridad y salud mientras que la delegación indica seguir atendiendo los desplazamientos del niño como hasta ahora y, por lo tanto, realizar una actuación contraria a la recogida en el informe técnico de Prevención de Riesgos Laborales.

“Los monitores desean atender en todo momento al menor en sus desplazamientos pero sin menoscabo de su salud y para ello han planteado soluciones alternativas que no han sido tenidas en cuenta”, indican. Debido a esta situación, los trabajadores “se encuentran sometidos en el centro de trabajo a una situación de presión continua al requerírseles una actuación que vulnera sus derechos y la legalidad”, lo que incluso ha provocado la baja de una de las monitoras por motivos físicos y psicológicos.

Etiquetas
stats