Los mejores lugares de Córdoba para visitar con niños

Una niña con una maleta.

Según un informe realizado por la consultora de turismo Adeitur, el número de turistas que visitaron Córdoba ha aumentado un 7,49% con respecto al 2018. De hecho, cada día más extranjeros y españoles de otras provincias disfrutan de los lugares más emblemáticos de la ciudad mediante diferentes tours. Para visitar por todo lo alto la Mezquita-Catedral, el puente romano o el barrio de la Judería puedes reservar tu Freetour aquí.

Pero no solo se pueden visitar estos lugares, en Córdoba hay sitios tan emblemáticos como el Alcázar de los Reyes Romanos o la Plaza de la Corredera donde los turistas pueden adentrarse en la ciudad cordobesa y disfrutar del arte mudéjar, el ambiente cordobés y la famosa gastronomía andaluza.

Todos estos lugares se pueden visitar con niños.  Los padres no tendrán que preocuparse por sus hijos, ya que los pequeños de la casa también pueden jugar, aprender y disfrutar del turismo de córdoba igual que los adultos e incluso existen zonas en la ciudad dedicadas exclusivamente para ellos.

Los lugares más imprescindibles de Córdoba para visitar en familia

Hacer turismo con niños pequeños se convierte en una auténtica aventura para los padres, ya que estos quieren que sus hijos disfruten de la experiencia y se diviertan, a la vez que hacen turismo. Por ello, hay sitios que son más recomendables que otros para visitar en familia. Por un lado, la Mezquita-Catedral de Córdoba es un sitio agradable para visitar con los más pequeños de la casa.

Se trata de uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes del arte andalusí. Se empezó a construir en el siglo VIII, pero no fue hasta el siglo XVI cuando se terminó de alzar el monumento que se conoce hoy día. En ella, se puede encontrar el Patio de los Naranjos lleno de naranjas y palmeras donde los niños podrán correr entre las múltiples columnas y arcos con dovelas amarillas y rojas.

Asimismo, en la mezquita está el mihrab y la macsura, el área reservada al califa, que, sin duda, dejarán asombrados tanto a niños como adultos. Por otro lado, cabe señalar que es recomendable madrugar y visitar la Mezquita de Córdoba a primera hora de la mañana, así como contratar un guía para conocer más a fondo el conjunto arquitectónico.

Los conjuntos arquitectónicos son lugares idóneos para los más pequeños

Visitar lugares como el Alcázar de los Reyes Cristianos o Medina Azahara con niños es posible y recomendable para despertar el interés de los más pequeños por el arte y la arquitectura. Por un lado, el Alcázar de los Reyes Cristianos es un conjunto arquitectónico de estilo mudéjar construido en el siglo XIV.

En él, los niños podrán disfrutar de los jardines que cuentan con una gran variedad de fuentes y estanques donde se pueden observar peces y flores de todo tipo. Además, si los pequeños de la casa todavía están despiertos, es una excursión que se recomienda realizar de noche, ya que las fuentes se iluminan de colores y ofrecen un espectáculo digno de ver. 

Por otro lado, Medina Azahara es una ciudad islámica de 112 hectáreas que se encuentra a ocho kilómetros del centro de Córdoba. Se dice que Abderramán III la mandó construir en el siglo X para su mujer preferida, Azahara. Hoy día, este conjunto arquitectónico de impresionantes salones y jardines se puede visitar tanto en bus como en coche. Sin duda alguna, dejarán asombrados tanto a niños como a adultos. 

Plaza de la Corredera, el puente romano y la Judería

No solo los conjuntos arquitectónicos son idóneos para los niños, también se puede conocer la ciudad a fondo con los pequeños que estarán encantados de sumar nuevas experiencias. Por un lado, la Plaza de la Corredera es la única con forma cuadrangular de Andalucía. En ella, hay mucho espacio para que los niños jueguen. Asimismo, hay bares para que los padres puedan descansar, mientras disfrutan del ambiente cordobés.

Asimismo, el Puente Romano de Córdoba que se construyó en el siglo I, se ha convertido en todo un referente turístico de la ciudad de Córdoba y en una excursión estupenda para los más pequeños de la casa, ya que podrán contemplar numerosas aves posadas sobre el río Guadalquivir.

Otra visita imprescindible es la Judería, que es un barrio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994 donde vivieron los judíos entre el siglo X y el XV. En él, se encuentra la sinagoga, el zoco y la Calleja de las Flores, que llamará la atención de los niños por las macetas y flores de colores que decoran la calle.

La Ciudad de los Niños y el Parque Zoológico

La parada obligatoria que hay que realizar en Córdoba para las familias que tienen hijos es la Ciudad de los Niños. Se trata de un parque pensado por y para los niños donde se pueden encontrar todo tipo de atracciones para los más pequeños de la casa, así como columpios y zonas verdes con mesas donde almorzar o merendar en familia.

No muy lejos de allí, se encuentra el Parque Zoológico de Córdoba. No hay duda de que será un lugar de gran diversión para los niños, ya que hay muchos animales y podrán saludarlos y conocer más a fondo el reino animal. Además, para los más intrépidos podrán dormir en el zoo y pasar la mejor noche de sus vidas.

Y para los niños amantes de la naturaleza, el Real Jardín Botánico se convierte en la mejor opción, ya que los pequeños podrán maravillarse con la gran variedad de plantas que hay e incluso pueden acampar por la noche entre ellas. Además, los fines de semana se realizan actividades infantiles y se celebra el Mercado de las Flores y de la Artesanía.

Etiquetas
stats