El mantenimiento de 9.000 árboles de la ciudad que tendrán que hacer empresas privadas

Labores de mantenimiento por parte del personal de Jardines | MADERO CUBERO

Una de las grandes apuestas de Izquierda Unida al entrar en el gobierno del Ayuntamiento de Córdoba pasaba por revertir procesos de privatización de servicios públicos iniciados en el mandato del PP, entre 2011 y 2015. Uno de esos contratos, con el que se manejaba una gran cantidad de presupuesto, es el del mantenimiento de gran parte de las zonas verdes de la ciudad, un total de 18.000 árboles, que actualmente realizan dos empresas privadas, Tahler y Clece, dos multinacionales. Parques y Jardines, en manos de IU, propuso una solución: que Sadeco se encargase del mantenimiento de esas zonas verdes subrogando a los 64 trabajadores de Thaler y Clece. Pero el “jarro de agua fría” que supuso el informe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento y que bloqueaba esa opción ha obligado al Consistorio a volver a sacar a concurso el mantenimiento de esos árboles, en lo que supone uno de los grandes contratos municipales.

Actualmente, un 30% de las zonas verdes de la ciudad están siendo mantenidas por estas dos empresas. El contrato, firmado durante el mandato del PP, expira el próximo 30 de abril. El día 1, en caso de que no se haya resuelto la situación, unos 9.000 árboles y el 30% de las zonas verdes de la ciudad se quedarían sin mantenimiento, con el peligro que conlleva. “No podemos arriesgarnos a que el día 1 de mayo este servicio se deje de prestar”, asegura la concejala de Infraestructuras, Amparo Pernichi, quien insiste en que la prioridad de IU sigue siendo la municipalización y que se trabaja en ello.

El informe de la Asesoría Jurídica fue “un jarro de agua fría” para IU. El documento plantea condicionar la posible gestión desde Sadeco a crear las plazas necesarias para dicha gestión, no a subrogar las actuales. Es decir, esos 64 empleos serían a costa de la tasa de reposición de Sadeco. “Esto sería imposibilitar la contratación en Sadeco de nuevo personal para la recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos y para la limpieza viaria”, asegura Pernichi. “Hablando coloquialmente, sería desnudar a un santo para vestir a otro”. Además, el informe no contempla la subrogación de esos empleados a Sadeco, lo que supondría su despido.

“Con todo ello, si no tuviéramos más remedio que realizar un nuevo contrato, el objetivo es dignificar esa contratación”, agrega la concejala, que asegura que el objetivo del pliego pasa por “la inserción social y profesional de personas a las que el sistema les da menos oportunidades”. La memoria de esta remunicipalización demostraba que el ahorro que suponía este paso para las arcas municipales era de 600.000 euros al año.

El contrato, por su volumen, ha tenido que ser preanunciado y publicado en el Boletín de la Unión Europea. En total, se calcula un presupuesto de 12 millones de euros, pero para cuatro años (son tres millones por año de contrato). Se ha dividido en cuatro lotes, para un plazo de dos años prorrogables a otros dos. “No vamos a poner en peligro la estabilidad de Sadeco, ni vamos a ser cómplices de que se vayan a la calle 64 trabajadores de la empresa privada”, asegura Pernichi. “Los datos del contrato son los mismos que se proponen en la memoria de remunicipalización para que se gestionar por parte de Sadeco, es decir, tanto en un caso como en otro el número de metros cuadrados y arbolado a mantener son los mismos”, insiste.

El primer lote, por ejemplo, prevé el mantenimiento de 3.500 árboles y 690.000 metros cuadrados de zonas verdes. El segundo incluye 5.500 árboles y 581.000 metros cuadrados. Se ha previsto un presupuesto para dos años. El canon fijado para los trabajos de mantenimiento que se contratan tienen un precio unitario de licitación de dos euros por metro cuadrado y año, para las zonas de mantenimiento de jardinería convencional 15 céntimos de euros por metro cuadrado y año, y para las zonas forestales - naturales 12 euros por unidad y año.

Etiquetas
stats