Ginebra de membrillo: el sabor de Puente Genil que ha llegado hasta Dubái

Manuel Morales junto a la botella de ginebra de membrillo

El membrillo, fruto proveniente de un árbol asiático, es el producto más conocido de la localidad cordobesa de Puente Genil, cultivado en las riberas del río que da nombre al municipio. La carne de membrillo, cuya elaboración ya aparece documentada en una lista de aranceles confiteros en 1801, es el postre por el que se conoce a la localidad. Pero Manuel Morales, pontanés de 38 años, ha querido darle una nueva oportunidad al membrillo.

Manuel estaba muy apegado a su padre, que falleció de repente, lo que le dejó un gran vacío. “Entré en una depresión y tenía que hacer algo para no pensar”, señala. Esta situación le hizo reflexionar sobre el paso de cada uno por la vida y ver que hay que “pisar fuerte”. Y esta fuerza fue lo que le llevó a un nuevo comienzo y “una nueva ilusión”.

Tras 20 años dedicándose a montar cintas transportadoras y sin tener nociones del mercado en el que se iba a embarcar, Manuel decidió crear tres nuevos tipos de ginebra. Estos sabores fueron melón, canela y también de membrillo, a la que explica que le dieron menor importancia en un principio. “Las otras dos llevaban partículas de oro y nos volcamos más con ellas”, detalla, sin saber que más tarde sería la de membrillo la que se llevaría la mayoría del éxito.

Aunque al principio nadie le hacía caso ni le animaba a seguir adelante con su idea, Manuel siguió con ella. Hasta que en una reunión de la asociación a la que pertenece de la carroza del Rey Melchor, en 2018, sacó su botella y empezó a dar a probar a la gente. “Había un hombre que me miraba mucho y que yo sabía que estaba pendiente de lo que hacía, hasta que se acercó y me preguntó”. Fue este hombre quien apostó por la bebida y le ayudó en la creación de su marca. “Me preguntó mi apellido y quiso añadirle la fecha de la unión de los dos barrios por el puente, pero quise ponerle mejor la fecha de nacimiento de mi padre”, explica. Como resultado, finalmente, su marca ha sido Moral's 53.

En 2019 la marca ya estaba rodando y los tres sabores que había presentado (canela, melón y membrillo) ya circulaban. Sin embargo, la pandemia lo frenó todo, “todas las inversiones que hice, para nada, porque ahora tengo que volver a hacerlas”, señala. Finalmente, asegura que ha encontrado el mix perfecto con la ginebra de membrillo, “en un evento decidimos tomarnos una copa y mezclamos el alcohol con tónica de fresa”. Ahí descubrieron “la combinación perfecta”, una mezcla que provoca “la sensualidad de una elegancia sensacional” y que llega desde a un paladar más joven “hasta al más exquisito”.

Manuel explica que el proceso ha sido muy difícil, “he tenido que averiguar muchas cosas” porque, asegura que, es un sector muy complicado. Aparte de porque se le ha juntado con el inicio de la pandemia, inversiones que tiene que volver a hacer.

Patrocinadores del Campeonato del Mundo de Vela

La bebida la fabrican en una destilería artesanal andaluza de la que no ha querido detallar el nombre, pero afirma que tiene “mucha experiencia”. Actualmente produce en torno a 3.000 botellas, aunque la crisis originada por la pandemia ha hecho mermar un poco esta producción. “Ahora tengo que volver a hacer todas las promociones de nuevo”, aclara. Para esto, Manuel está acompañado de su equipo, cocteleros clásicos o flair bartenders, “que hacen acrobacias para preparar los cócteles”; una azafata para los eventos y otra persona que se encarga de la distribución.

Según explica Manuel, para mover el producto organizan promociones en distintos pubs y locales con los que hablan para llevar a cabo un evento. Entonces acuden “con la azafata, hacemos una promoción, van los cocteleros y allí la gente prueba el producto”, explica. Pero además, en octubre Gin Moral's 53 ha sido uno de los patrocinadores del Campeonato del Mundo de Vela Finn Máster, en los Alcázares de Murcia.

La bebida no solo se reparten por España, es más, Manuel comenzó a comercializar el producto en Francia o Dubái. En España ha repartido también en Barcelona, Madrid o Alicante llegando ahora a su localidad. En Puente Genil, detalla, que ya puede consumirse en un par de locales y está intentando promocionarlo en otros. De momento, Manuel continúa compaginando su trabajo de montador de cintas transportadoras con la promoción de sus tres productos, pero con la ilusión de poder llegar a dedicarse completamente a su marca.

Etiquetas
stats