Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Diario de la rama que cayó sobre mi coche y lleva tirada diez días en una calle de Córdoba

Un vecino documenta los días que ha pasado tirada una rama en mitad de una calle de Córdoba.

0

Diez días. Desde la madrugada del 13 de mayo hasta la tarde de este 23 de mayo. Ese es el tiempo que ha estado tirada en la acera una rama partida de un árbol en una calle de Córdoba, en la que uno de los vecinos se ha tomado la molestia de ir documentando día a día el “abandono y el pasotismo” del Ayuntamiento de Córdoba respecto a lo ocurrido.

La historia de esta rama, caída en la calle Las Acacias, arranca en la madrugada del 13 de mayo. Esa noche, en la que hubo fuertes ráfagas de viento en toda la ciudad, una rama de gran tamaño de una acacia se partió y cayó sobre un coche y la acera de la calle. A la mañana siguiente, el dueño del vehículo se encontró con el siniestro y fue un operario de Sadeco el que le recomendó que llamara a la Policía Local, aduciendo que, dado el tamaño, ellos no podían retirarla.

Así lo hizo. Una patrulla, según su testimonio, retiró entonces la rama del vehículo y la precintó, quedando tirada en la acera ese mismo sábado. El protocolo obliga a informar, bien a los bomberos, bien a la empresa municipal de Saneamientos de Córdoba (Sadeco) o el Área de Infraestructuras, que son las que deben hacerse cargo de retirar la rama.

Sin embargo, desde aquel día, este vecino ha ido arrancando fechas del calendario de mayo mientras día a día la rama sigue en el mismo lugar, tirada en la acera y precintada.

El miércoles, cuatro días después del incidente y harto de ver que no se retiraba, escribió a este periódico por primera vez: “La rama que se me cayó a mí el sábado todavía está en la acera, impidiendo el paso de viandantes discapacitados”, señalaba, enviando las primeras fotos.

Desde aquel día, ha ido documentando a diario la situación de la rama. El jueves 18, primero de madrugada y luego a las 15:00, volvió a comprobar que la rama seguía tirada en la acera. El viernes 19, a punto de cumplirse una semana desde que se partió, ahí seguía el tallo tirado en la acera.

El sábado 20, sin embargo, hubo novedades: “Después de una semana, un vecino se ha hartado y la ha echado encima de otro coche”, escribía. El domingo 21, tampoco hubo paz para el obstáculo: “Hace una semana y un día que estoy aquí tirada y alguien ha roto la cinta que me habían puesto. Pero el autor del diario la pone en su sitio”, relata.

Este lunes, al despertarse, nueve días después del primer contacto, ahí seguía la rama, tirada en el suelo e invadiendo la mitad de la acera. Y ahí ha estado hasta que, cuando a su vuelta del trabajo, se ha encontrado por fin con la acera en su estado habitual. “La rama no está. Ha estado diez días sin aparecer nadie por ella y hoy ya no está. Una dejadez absoluta”, ha escrito el vecino, que no ha podido captar el momento exacto en que la rama ha dejado de estar empadronada en el barrio y ha sido retirada por los operarios municipales.

Etiquetas
stats