El Ayuntamiento adjudica a una empresa la gestión del tráfico en la ciudad durante los próximos cuatro años

Un operario activa un semáforo en la calle Claudio Marcelo esquina con Capitulares

Un año y medio después de aprobarlo en Junta de Gobierno Local, el Ayuntamiento ha adjudicado a la Unión Temporal de Empresas Movilidad Córdoba (formada por Aceinsa y Aeronaval de Construcciones e Instalaciones) la gestión del tráfico en la ciudad. En diciembre de 2020, la Junta de Gobierno Local aprobó el inicio del expediente de contratación para suplir un enorme déficit que sufre la ciudad desde hace años: la falta de personal en Movilidad.

La UTE adjudicataria será la encargada de gestionar la movilidad de la ciudad, en coordinación con el departamento de Tráfico del Ayuntamiento, que será el que lleve la voz cantante. Esta empresa se encargará, principalmente, de que funcionen los semáforos y de que estén colocados donde deben, de proponer qué calles se abren o cierran al tránsito y de que la circulación del transporte público sea lo más ágil posible. Con la endémica falta de personal del aérea, estos objetivos se antojaban imposibles de conseguir. Esta compañía, que ha ofertado un presupuesto de 4,2 millones de euros (sin impuestos), se encargará de ellos.

Además, estará obligada a aportar mejoras. Entre ellas se encuentran la instalación de dos nuevos tramos con velocidad controlada por radar. Serán radares informativos y no sancionadores, un sistema que el Ayuntamiento ha comprobado que contribuye a que los conductores reduzcan la velocidad. También renovarán la sala de mando del Área de Movilidad. Así, se instalará una gran pantalla de control, con acceso directo a todas las cámaras de tráfico de la ciudad, que permitan a la Policía Local y a los trabajadores de Movilidad una conexión lo más amplia posible con el tráfico en la ciudad.

Esta empresa también tendrán que adquirir reguladores de tráfico que funcionarán con tecnología 4G, para sus trabajadores y para los agentes encargados de la Movilidad, y de instalar otros tres paneles informativos en la ciudad sobre el estado del tráfico en tiempo real. Estos paneles dibujarán rutas alternativas a los conductores, informarán de cortes de tráfico o de zonas de acceso reguladas.

También se busca que la empresa diseñe una propuesta para mejorar el funcionamiento de los semáforos y que, de paso, se consiga una ciudad más sostenible. Un coche al ralentí contamina más que a una velocidad constante, por eso las ciudades persiguen que los semáforos interrumpan lo menos posible la circulación, y que la hagan ágil. Hoy día, gran parte de estos hitos se logran gracias al uso de las nuevas tecnologías y hasta de la inteligencia artificial.

Etiquetas
stats