Lluvia y bajada de temperaturas para el inicio de Cuaresma

Tormentas en la primavera de 2018 | TONI BLANCO

Concluido un febrero extremadamente seco que ha puesto punto y final a un invierno climatológico en la misma tónica, los primeros días de marzo han transcurrido en la misma dinámica que terminase el mes anterior. Máximas superando la veintena de grados y mínimas por debajo de 5 °C, poniendo de manifiesto los fuertes contrastes térmicos asociados a situaciones de estabilidad atmosférica. Una situación que se va a ver rota a partir del próximo miércoles con el paso de un sistema frontal, pero que tanto lunes como martes ya empezará a dar muestras de un aumento sensible de la inestabilidad.

Vientos del este y vaguada atlántica

Desde la jornada del lunes, la retirada parcial del anticiclón de las Azores hasta sus dominios naturales va a permitir la entrada de flujo del este hasta la península Ibérica. Viento atlántico de largo recorrido marítimo que va a canalizar humedad hasta territorio peninsular, anticipando una lluvia que se hará más intensa durante la jornada del miércoles. Hasta entonces, las posibles lluvias, aún siendo débiles, volverán a generar cierto ambiente invernal del todo olvidado por estos lares, y que será más patente en la vertiente occidental de la Península.

Pero el cambio brusco en la atmósfera peninsular, el importante, llegará a partir del miércoles de Ceniza, comienzo de la Cuaresma, con el paso de un sistema frontal bastante activo asociado a una borrasca con centro de acción en las Islas Británicas. Que la borrasca sea bautizada por alguno de los servicios meteorológicos nacionales afectados aún está por ver, pero lo que sí es seguro es que en nuestra Península se dejará notar en forma de temporal marítimo en el Cantábrico, con lluvias y rachas de viento moderadas en el interior peninsular. Temporal que llevará asociado además un descenso brusco en las temperaturas, especialmente en las máximas, y que dejará de nuevo nieve en los sistemas montañosos del interior y cotas medias del norte.

Un Miércoles de Ceniza lluvioso

El próximo miércoles da pistoletazo de salida una de las épocas meteorológicamente más activas, tanto por la inestable época del año que comienza, con las entradas recurrentes de bolsas de aire frías asociadas al chorro polar hasta el entorno peninsular y su posterior aislamiento, como por el aumento en el consumo de información meteorológica de cara a Semana Santa. Lo que ocurra dentro de 42 días aún está por ver, pero el comienzo de dicho periodo quiere hacerlo en Córdoba de la forma más canónica posible, con el paso de un sistema frontal frío que dejará ambiente prácticamente invernal tras una semana puramente primaveral.

Pero antes, tanto lunes como martes, la atmósfera irá ganando en inestabilidad como consecuencia del flujo de poniente, que cubrirá los cielos e incluso podría llegar a dejar alguna lluvia débil a últimas horas de la jornada, más probables en el norte de la provincia. Lluvia que sería más probable incluso durante el martes, y que ya haría acto de presencia con total seguridad al mediodía del próximo Miércoles de Ceniza al paso del frente que barrerá a la Península.

Lluvia que dejaría acumulados de unos 10 litros por metro cuadrado en la práctica totalidad de la provincia. Día gris y lluvioso que verá bajar las temperaturas máximas, con un descenso que sería incluso más acusado durante la jornada del jueves tras el paso del sistema frontal y la posterior descarga de aire frío sobre la Península, con máximas que se irán de nuevo muy por debajo de los 20 °C.

Llega la Cuaresma, llega la primavera, llega la inestabilidad.

Puede seguir al tanto del tiempo y el clima en el Facebook y el Twitter de Colectivo Meteofreak.

ACTUALIZACIÓN

La Agencia Estatal de Meteorología activa el aviso amarillo por viento en Sierra Morena y Subbética para el próximo miércoles por rachas de hasta 70 km/h.

Etiquetas
stats