En libertad tras pagar la fianza el dueño de un subfusil de asalto

Armas, dinero y drogas intervenidas en la última operación de Las Palmeras. El subfusil, arriba a la derecha.

El propietario de un subfusil de asalto incautado en una redada en la barriada de las Palmeras fue puesto en libertad este martes después de que depositara la fianza que le había fijado el Juzgado para abandonarla prisión: 40.000 euros. Además, el magistrado rebajó la fianza al segundo de los encartados que sigue en la cárcel por una redada en la que se detuvo a 13 personas. Así, este segundo acusado podrá abandonar la cárcel si abona el pago de 4.000 euros, confirmaron las fuentes consultadas por este periódico.

En la redada, además de las clásicas escopetas y los típicos machetes, los agentes hallaron toda un arma de guerra: Un subfusil que da cuenta de la importancia de la operación y del grado de violencia potencial de este grupo. Además del subfusil, los agentes encontraron un rifle con número de serie borrado, un rifle del calibre 44, once cartuchos de munición al parecer del calibre 300 y veintiocho cartuchos de al parecer calibre 44; 14 cartuchos de escopeta al parecer del calibre 12/70, una carabina de aire comprimido con mira telescópica, una pistola al parecer de aire comprimido negra, una réplica de subfusil, una navaja gigante de muelles con la cachas de madera, una daga, dos machetes, dos navajas de muelles, una navaja de unos 20cm de hoja, puño americano eléctrico taser, una navaja de unos 10 centímetros de hoja y una navaja estilo estilete.

En el operativo, desarrollado en el pasado mes de diciembre, los agentes de la Policía Nacional detuvieron a 13 personas, por la presunta comisión de un delito contra la salud pública, a las que se les acusa de traficar con cocaína, todo ello tras efectuar seis registros domiciliarios en distintos puntos del barrio de las Palmeras. De ellas, solo cuatro ingresaron en prisión.

La operación bautizada como Roma por parte de los investigadores, tuvo comienzo a mediados del pasado mes de agosto, cuando los agentes encargados de luchar contra el tráfico de drogas detectaron cómo, al parecer, en la barriada de Las Palmeras existían varios domicilios desde los cuales se pudiese estar vendiendo cocaína, tanto al menudeo como a pequeños traficantes se encargaría a posteriori de venderlas en otros lugares de la capital.

Etiquetas
stats