La Junta dice que dará “la batalla” para lograr el trasvase del pantano de Iznájar a Málaga

Vista genérica del pantano de Iznájar | TONI BLANCO

La Junta de Andalucía hará lo posible por que se establezca el trasvase de agua del pantano cordobés de Iznájar a la provincia de Málaga. Así lo ha dicho la delegada del Gobierno andaluz en la provincia malagueña, Patricia Navarro, que ha insistido este jueves en que la Junta de Andalucía "dará la batalla" para conseguir que el Gobierno central apruebe el trasvase de Iznájar a la provincia malagueña.

En ese sentido se ha referido a inversiones de la Junta en infraestructuras hiddráulicas. Entre esas actuaciones, ha destacado el trasvase de agua desde el embalse de Iznájar, para el que la Junta de Andalucía ha consignado ya una partida de 50 millones de euros, y ha reclamado el compromiso firme del Gobierno de España para abordarlo, ya que debe aprobarse en Consejo de Ministros.

"Es la primera vez que un gobierno de la Junta asume claramente esta inversión, con la que se resolvería el problema de abastecimiento de agua de la Comarca Norte de Málaga, una vez que el Gobierno de España autorice la transferencia de 4,89 hectómetros desde el embalse de Iznájar", ha indicado la delegada, incidiendo en que "solo tienen que aprobarlo en Consejo de Ministros después de tantos años exigiéndolo ellos mismos".

Navarro ha remarcado que "se trata de un trasvase fundamental, que hemos pedido por activa y por pasiva, y que hemos tenido claro que decía hacerse desde el primer momento, pero aquellos que antes lo demandaban ahora lo quieren hacer desaparecer de la agenda política", aunque ha insistido en que el Gobierno andaluz "va a dar la batalla para pedir que el agua necesaria llegue a la comarca de Antequera".

Por otra parte, la delegada de la Junta en Málaga ha lamentado que, por contra, "algunos están empeñados en hacer del agua una guerra en la Comarca de Antequera", en referencia al proyecto de la embotelladora que se iba a instalar en dicha zona.

Sobre las críticas del PSOE a ese proyecto, Navarro ha indicado que sabe cuáles son sus obligaciones: "si a mi me llega un informe de una empresa que ha tardado diez años en tener todas las condiciones y permisos para poner en marcha su actividad y ese informe tiene todas las autorizaciones de los técnicos que son los mismos que antes de que llegara el Gobierno del cambio, no tengo más remedio que firmar ese informe favorable".

Asimismo, ha abundado que "si yo decidiera, por una cuestión ideológica o política, no firmar un informe de una empresa que tiene intención de desarrollar su actividad, generar empleo y riqueza en esa comarca después de la travesía del desierto de diez años y el informe ya corrobora que tiene todos los parabienes, eso tiene un nombre y es prevaricación".

Infraestructuras hidráulicas

Navarro ha destacado el esfuerzo inversor en infraestructuras hidráulicas del Ejecutivo de Juanma Moreno y ha explicado que a pesar de que los principales esfuerzos de la Junta de Andalucía han estado centrados en la lucha contra la COVID-19, "este Gobierno ha movilizado en apenas un mes 1.000 millones de euros de inversión destinados a infraestructuras del agua, a la economía circular, al cambio climático y a los espacios naturales, que convertirán la Revolución Verde en uno de los ejes de la reactivación económica y social de Andalucía tras esta crisis".

"Hay 575 millones para infraestructuras hidráulicas y depuración de aguas, a los que hay que sumar la inversión prevista para ejecutar las 17 actuaciones de abastecimiento en alta recientemente declaradas de interés de la comunidad autónoma y paliar los efectos de la sequía", ha señalado Navarro.

Etiquetas
stats