La Junta concierta 24 plazas en Córdoba para inserción laboral de migrantes que cumplan 18 años

Un nuevo grupo de inmigrantes llega a Vista Alegre | TONI BLANCO

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación va a concertar 300 plazas de inserción laboral y social con entidades, destinadas a jóvenes migrantes de entre 18 y 25 años que hayan estado en el sistema de protección de menores de la Junta de Andalucía. De ellas, 24 serán en la provincia de Córdoba.

El presupuesto final destinado a estas 300 plazas asciende a 3,6 millones de euros (3.613.500) y estas se distribuirán por todas las provincias andaluzas en alojamientos de hasta 6 personas, según ha informado la Junta de Andalucía por medio de una nota.

Este servicio se cofinancia por el Fondo Social Europeo en el marco del Programa Operativo 2014-2020 y es uno de los recursos de este programa global de intervención. Se establecerá un itinerario personalizado en cada caso para lograr el acceso al mercado de trabajo y la consecución de la emancipación.

Estas 300 nuevas plazas se suman a las 668 existentes hasta el momento, lo que supone una considerable ampliación de los programas para atención a jóvenes extutelados. 2020 va a finalizar con 968 plazas para extutelados frente a las 213 que había en el año 2018.

Las provincias de Almería, Cádiz y Granada contarán con 48 plazas cada una de ellas; Málaga y Sevilla dispondrán de 42 en cada caso; Huelva con 30; Córdoba, 24 plazas; y 18 plazas en el caso de Jaén.

El periodo de ejecución será de 12 meses desde el día siguiente a la formalización de los conciertos sociales.

La iniciativa se dirige a personas jóvenes inmigrantes que carecen de apoyo familiar, vivienda y recursos personales, laborales, sociales y económicos necesarios para llevar una vida independiente y acceder al mercado laboral.

Se les proporciona una atención integral con itinerarios personalizados que cubra sus necesidades de alojamiento y manutención, así como todas sus necesidades básicas y específicas mientras se trabaja con ellas para su integración laboral y social con el apoyo y seguimiento de un equipo de orientadores profesionales.

En caso contrario, no poner a su disposición estos medios, supone abocar a un elevado número de jóvenes a la exclusión, con el coste social y humanitario que ello conlleva.

Mediante este programa que pone en marcha la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, se logra la inclusión de este colectivo en su medio social, su participación activa a través de itinerarios integrales que abarquen todas las áreas de su vida, tales como salud, educación, empleo, vivienda, cultura y ocio, para que puedan ejercer sus derechos y deberes participando activamente en la comunidad.

De esta forma, además, estos jóvenes participarán activamente en el diseño de sus propios itinerarios.

Será imprescindible efectuar un seguimiento de la evolución de cada joven en relación con su itinerario, remitiendo los correspondientes informes de seguimiento cada tres meses a la Delegación Territorial de la Consejería y, en su caso, a la Dirección General de Servicios Sociales.

Así como la elaboración de una programación anual, introduciendo la perspectiva de género y de gestión de la diversidad, en la que se contengan los objetivos, procedimientos y técnicas que ordenan las acciones sociales y formativas que se vayan a desarrollar.

La entidad responsable de la gestión del programa deberá estar legalmente constituida y, entre sus fines estatutarios, figurar la atención a personas inmigrantes y/o a la infancia, así como su inserción.

Igualmente, deberá estar inscrita en el Registro de Entidades y Centros de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación conforme a la normativa de aplicación.

Este plan completa el novedoso programa de atención que la Junta de Andalucía desarrolla respecto a los menores extranjeros no acompañados y que ha hecho que la tasa de abandono del Sistema de Protección haya descendido hasta el 15% en el año 2020.

Un programa de atención, acogida e inserción social y laboral que vino a sustituir a los dispositivos de emergencia de las anteriores legislaturas, cuando la tasa de abandono llegó a ser de hasta el 70% en los años 2017 y 2018.

En las circunstancias actuales de emergencia social y sanitaria por la pandemia de Covid-19, el reto de la Consejería de Igualdad ha sido que el modelo de atención a estos menores fuese operativo para responder a la situación de crisis y conservara la calidad de la atención.

Para ello, los recursos específicos de recepción han contado con zonas de aislamiento total para el caso de detección de positivos por Covid-19, así como otras de aislamiento para cuarentenas hasta disponer de los resultados de las pruebas.

Etiquetas
stats