Incautan cerca de 400 cupones de lotería ilegales en Palma del Río y Alcolea

La Policía Autonómica sorprende a un distribuidor de la OID vendiendo boletos falsos para los sorteos de la ONCE

La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta ha llevado a cabo una operación contra el juego clandestino en la provincia de Córdoba con una intervención en la que se ha incautado de 360 cupones ilegales de la Organización Impulsora del Discapacitado (OID), que iban a ser distribuidos en el barrio de Alcolea, en la capital, y en el municipio de Palma del Río.

En Alcolea, los agentes de la Unidad de Policía adscrita de la Jefatura Provincial de Córdoba intervinieron 80 cupones ilegales a una persona que actuaba como distribuidor de la OID cuando estaba retirando los boletos de la sede de esta entidad en Córdoba. Y en otra operación, intervinieron 280 cupones a otro distribuidor de esta lotería en Palma del Río.

El pasado mes de abril, la Unidad adscrita ya había intervenido en Córdoba 6.597 cupones ilegales a la OID, una entidad no autorizada para la realización de esta actividad. En aquella ocasión, 5.810 cupones fueron interceptados en la sede de la citada organización en Córdoba capital y otros 787 fueron intervenidos en poder de dos vendedores localizados en sus inmediaciones.

Estos cupones ilegales tienen la característica común de que están referenciados a las numeraciones del sorteo diario de la ONCE cada día, con una apariencia similar a los boletos de esta organización.

La OID carece de autorización para la venta de estos cupones, por lo cual, tras la actuación policial, la Delegación del Gobierno de la Junta incoará expediente sancionador a esta entidad.

En su lucha contra el juego ilegal, la Unidad de Policía adscrita a la Junta intervino 31.649 boletos de loterías ilegales en 2012 en toda Andalucía, una actuación que ha crecido un 47,7% respecto a 2011. Por otro lado, estos agentes adscritos a la comunidad autónoma se incautaron también de 130.220 cartones de bingos ilegales requisados, un 107% más que el año anterior.

La Unidad de Policía de la Junta viene denunciando a vendedores de boletos ilegales en diferentes provincias andaluzas, que están trabajando de forma irregular al no encontrarse autorizados ni dados de alta en la Seguridad Social para el desarrollo de esta actividad. Igualmente, los responsables de estos boletos no autorizados tampoco abonan las tasas fiscales correspondientes, lo que supone un fraude para la Hacienda Pública.

Etiquetas
stats