Imputan a un joven de 18 años por pintar 40 graffitis en Puente Genil

.
La Guardia Civil ha localizado al autor de las pintadas, en un instituto y en la vía del tren, en Pinto (Madrid)

La Guardia Civil ha imputado en Puente Genil a un joven de 18 años, vecino de Pinto (Madrid), como supuesto autor de numerosas faltas de deslucimiento de bienes, por pintar en diferentes lugares de la población, más de 40 graffitis.

Según ha informado el instituto armado, a mediados de abril se presentó una denuncia en el puesto de Puente Genil que en un Instituto de enseñanza secundaria de la localidad se habían realizado un graffitis en el patio del centro de 4 metros de longitud. Asimismo, se supo el pasado mes de mayo, a través de otra denuncia, que se había pintado otro graffitis en un bloque de pisos de la localidad.

La inspección ocular de estos dos graffitis, así como el cotejo de los mismos, permitió sospechar que ambos pudieran haber sido efectuados por la misma persona, dado al trazo de sus líneas, la firma o (tag) y las letras características en ambos dibujos. La configuración de los graffitis consistía en un estilo de letras que las mismas impedían a un observador ocasional entender el texto, así como el intentar ser original e individual, ya que de esta manera el graffitero pretendía ser exclusivo, intentando a su vez no ser reconocido por las autoridades.

Ante las sospechas de que pudiera existir mas graffitis de las mismas características en distintos puntos de la localidad, se estableció un dispositivo de búsqueda por las calles de la zona centro comprobando como existían gran cantidad de pintadas consistentes en firmas del autor plasmadas por diferentes superficies como piedras pulidas de fachadas, persianas de establecimientos, contenedores, cabinas telefónicas y el muro de seguridad de la vía férrea convencional de Puente Genil-Córdoba.

Las primeras gestiones permitieron comprobar que todos los graffitis se habían realizado con pintura spray y con rotulador indeleble, este último medio utilizado para la realización de graffitis en fachadas de inmuebles revestidas de piedra artificial o mármol, que impedía su borrado debido a la incrustación de la pintura en las superficie de los edificios.

Al sospechar los investigadores que el supuesto autor de los grafitis pudiera haber “colgado” en la red algunos de ellos, se inició una búsqueda en las redes sociales, que permitió localizar a un usuario que amparándose en el anonimato de un seudónimo, colgaba fotos de grafitis, entre las que se incluían algunas de las realizadas en Puente Genil.

El avance de las gestiones permitió identificar al autor, que resultó ser un joven, vecino de la madrileña localidad de Pinto, quien por cuestiones familiares pasaba algún tiempo en Puente Genil, momento que aprovechaba para invadir la localidad de graffitis y firmas.

Etiquetas
stats