El horizonte del vino se expande por Puerta Sevilla

Los responsables del restaurante Puerta Sevilla y Bodegas Habla, en la presentación de las jornadas. | ÁLVARO CARMONA
Bodegas Habla inicia unas jornadas y maridajes con las principales bodegas españolas que organiza el restaurante cordobés

El vino es un libro encerrado una botella. Y para entenderlo, hay que aprender a leer. Las catas, las jornadas informativas y los maridajes sirven para divulgar los misterios de estos caldos. El restaurante Puerta Sevilla se ha embarcado en una etapa de proselitismo enológico invitando a algunas de las mejores bodegas españolas a unas jornadas que incluyen, todos los jueves hasta el 22 de febrero, cenas especialmente elaboradas para disfrutar de los vinos invitados. La primera de esas citas es esta semana y la bodega invitada es la extremeña Habla.

“Estas jornadas gastronómicas buscan fomentar el consumo de vinos de calidad y para ello, nada mejor que empezar con bodegas Habla que marca la diferencia a nivel nacional por su calidad y personalidad a la hora de entender los vinos; una bodega que da salida a todos su caldos de temporada debido a su búsqueda de la excelencia”, señala el gerente del restaurante

Puerta Sevilla, Alberto Rosales. El personal del establecimiento se ha formado para divulgar y explicar las características propias de este singular vino extremeño que se caracteriza por sus distribuciones limitadas y numeradas en los cuatro tipos de caldos que produce (Tierra, Silencio, Once y Doce).

“Somos una bodega establecida en Trujillo en el año 2000. Nuestro nombre sintetiza la búsqueda de la excelencia. Habla es lo que Miguel Ángel le espetó a la figura del Moisés cuando acabo de esculpirla. De ahí nuestro nombre”, señala Cristina Rorjas, directora comercial de la bodega. “Nuestro espíritu está marcado por la superación y la búsqueda de la perfección. Por eso, cada año sacamos al mercado lo mejor de nuestras cosechas y por eso son ediciones limitadas y numeradas”, prosigue.

Los vinos de Bodegas Habla se caracterizan, según sus responsables por ser unos caldos “frescos, fáciles de beber e ideales para unas jornadas como estas que comienzan en Puerta Sevilla y que están pensadas para disfrutar. El día importante de la jornada es el jueves, con la cena degustación especial para un máximo de 30 comensales (se puede reservar llamando al restaurante) que degustarán,

por 35 euros por persona, una textura de foie marinada con Tierra, de Bodegas Habla, sardinas marinadas con guacamole (que se servirá con el vino Silencio); merluza de pincho con queso provolone (Habla Doce) y una carrilluda ibérica a 70 grados con reducción de tinto(Habla Once).

Etiquetas
stats