Hacienda investiga la inmatriculación de la Mezquita

Interior de la Mezquita de Córdoba. | MADERO CUBERO
El diario 'InfoLibre' publica hoy que el Gobierno quiere saber si el obispado usurpó la propiedad del monumento

El Ministerio de Hacienda investiga si la inmatriculación de la Mezquita por parte del Obispado de Córdoba en 2006 pudo usurpar su propiedad. Así lo avanza hoy el diario InfLibre, que afirma que el departamento que dirige las pesquisas es la Subdirección General de Patrimonio. Esta decisión tendría su origen en una denuncia presentada por un particular el 24 de febrero.

Este periódico digital publica también el documento en el que Hacienda se comunica con este particular en el que, y por vez primera, asegura que el edificio “es integrante del Patrimonio Histórico Español”, por lo que la Subdirección General del Patrimonio del Estado, que es quien inicia esta investigación, se ha dirigido también a la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura en cuanto “órgano competente para la protección y defensa de los bienes integrantes del patrimonio”.

En estos momentos, el Ministerio de Hacienda ha trasladado a su Delegación en Córdoba el expediente para que recabe todos los datos posibles de cara a a resolver la denuncia presentada por este particular.

Por esas fechas, iniciativa popular recogía decenas de miles firmas pidiendo a la Unesco que interviniese para “evitar que el Obispado de Córdoba se apropie de la Mezquita-Catedral de Córdoba”. La petición, todavía abierta, está impulsada por la Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba a través de Change.org y en apenas unas horas ha doblado el número de suscriptores desde esta mañana.

“Hace 30 años que la Mezquita-Catedral de Córdoba fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco, no solo por su extraordinaria riqueza y complejidad sino especialmente por tratarse de un paradigma universal de concordia entre culturas”, explican en el texto que ha recogido las firmas.

“Ante los continuados intentos de apropiación jurídica, económica y simbólica por el Obispado de Córdoba, incumpliendo gravemente los principios que inspiraron dicho reconocimiento, desde la ciudadanía pedimos la intervención de las administraciones públicas y de la Unesco con el fin de preservar del peligro que corre su declaración como Patrimonio Mundial”, prosigue el documento.

En concreto, la plataforma impulsora de la petición incluye cuatro reivindicaciones. En primer lugar, “que deje de emplearse sólo el término Catedral para referirse institucionalmente a todo el monumento”. En segundo lugar, “un reconocimiento jurídico de su titularidad pública”, puesto que “la Mezquita-Catedral de Córdoba es propiedad de la ciudadanía”. Además, reclaman “una gestión pública y transparente de la Mezquita-Catedral” y “la redacción de un Código de Buenas Prácticas para evitar acciones que perjudiquen tanto a la imagen como al significado del monumento”.

La Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba ha sido constituida recientemente por ciudadanos y cuenta con importantes apoyos académicos y personalidades de la cultura. La Plataforma se presentará al público próximamente y llevará a cabo varias acciones para garantizar que “la Mezquita-Catedral de Córdoba siga siendo de todos”. La petición que han puesto en marcha a través de la plataforma de peticiones online Change.org es la primera de ellas.

Etiquetas
stats