La gasolina vuelve a máximos de 2015 (aunque en Córdoba hay sitios más baratos)

Gasolinera en una imagen de archivo.

El gasóleo ha comenzado el año en 1,127 euros, su precio medio más elevado desde finales de julio de 2015, mientras que la gasolina de 95 octanos lo ha iniciado en 1,237 euros por litro, el nivel más alto desde la semana del 20 de agosto de 2015, según los datos del boletín petrolero de la Unión Europea publicados este jueves.

En la provincia de Córdoba, no obstante, es posible encontrar gasóleo a poco más de un euro (en la gasolinera de avenida de las Lonjas) y gasolina a 1,07, en el depósito de Campsa en el municipio de Villaviciosa de Córdoba. Es decir, diez y 20 céntimos por litro más barato. En el otro extremo están gasolineras que tienen la gasolina por encima de la media (a 1,3 euros el litro), como la de Campsa en la antigua N-IV o la de BP en la avenida del Aeropuerto. En esa misma gasolinera el diésel está prácticamente en 1,20 euros el litro.

Con respecto a la última semana de 2016, el precio de ambos carburantes acumula un aumento de hasta el 2%. En términos interanuales, comparando la primera semana de 2017 con la de 2016, la gasolina ha subido un 8,4%, en tanto que el gasóleo lo ha hecho un 12,03%.

Con estos datos, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta esta semana 68 euros y hacerlo con gasóleo, 62 euros, entre ocho y nueve euros más que hace un año.

Este incremento de precios se produce en un contexto de subidas del barril de crudo Brent -que supera los 55 euros después del acuerdo de los países productores de petróleo de reducir su producción- y del fortalecimiento del dólar frente al euro, divisas que rozan ya la paridad, lo que encarece la compra de un producto que cotiza a esta divisa, recoge Europa Press.

Los carburantes son más baratos en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de gasolina se sitúa en 1,373 euros y en 1,412 euros, respectivamente. Por su parte, el litro de gasóleo cuesta 1,240 euros de media en la UE y 1,228 euros en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal en general.

Etiquetas
stats