Frío de 'invierno' para el fin de semana

Los cordobeses se protegen del frío | MADERO CUBERO

Poco a poco el otoño va encontrando su sitio. Las temperaturas han bajado e incluso la lluvia ha vuelto a dejarse ver por este rincón del mundo. El cambio en la dinámica atmosférica peninsular que se ha producido los últimos días, donde la entrada de vientos del noroeste han inyectado aire frío y húmedo sobre la Península Ibérica, ha tenido sus efectos. Esa misma dinámica es la que va a continuar durante los próximos días, con un ambiente frío, otoñal, pero donde la lluvia no será protagonista.

Siguen los 'noroestes', faltan los 'ábregos'

Menos es nada. Así podría definirse la situación meteorológica en Córdoba. Con el cambio de vientos a componente noroeste, hemos pasado de muy poco, a poco. El predominio de este tipo de situaciones, con entradas más o menos continuadas de frentes asociados a vaguadas y borrascas, suele dejar un descenso de las temperaturas y lluvias que suelen ser abundantes en el norte y escasas en el sur. Lluvias que en nuestra zona sirven para refrescar el ambiente y regar mínimamente campos y ciudades, pero que no palían la situación de sequía hidrológica que venimos arrastrando desde hace un año.

Y así va a continuar durante el fin de semana, con aún más aire frío del noroeste durante las jornadas de viernes y domingo, que tendrá continuidad durante la próxima semana, y que podría dejar algunas lluvias débiles de escasa importancia que podrían darse durante la madrugada del domingo. Ambiente casi puramente invernal con un marcado descenso de las temperaturas que dejará las mínimas en Córdoba próximas a los 5 grados, y que incluso se aproximarán a la helada en buena parte del resto de la provincia. Las máximas por su parte difícilmente superarán los 18 grados.

Localidades como Priego de Córdoba, Pozoblanco o Peñarroya-Pueblonuevo, verán comenzar la jornada del sábado con tan sólo 2 °C y alcanzarán máximas que quedarán por debajo de los 15 °C. Un primer fin de semana de noviembre que apunta ya a los rigores invernales, y que se prolongará en el tiempo mientras dure la entrada de bajas presiones desde el noroeste. Las lluvias por el momento, salvo las escasas que puedan darse en la madrugada del domingo, serán prácticamente inexistentes, quedando el ambiente durante la mayor parte del fin de semana como estable y soleado.

No son las borrascas atlánticas que necesitamos, las que con los vientos ábregos del suroeste dejan las lluvias que por aquí hacen falta, pero menos da una piedra, bienvenidas sean.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats