FOTOGALERÍA | La vuelta al instituto en la era Covid

Inicio de curso en el IES Blas Infante | MADERO CUBERO

Este martes 15 de septiembre estaba marcado en rojo en el calendario escolar para la vuelta a los institutos de enseñanza Secundaria en la era Covid. Los centros han abierto sus puertas para que, de manera escalonada entre esta jornada y los próximos días, más de 86.000 alumnos comiencen el curso 2020-2021 en educación Secundaria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial.

Las entradas y salidas escalonadas, y la semipresencialidad a partir de 3º de la ESO marcan este inicio del curso, con el ejemplo que ya han tenido en las enseñanzas de Infantil y Primaria para comprobar cómo han funcionado los protocolos establecidos para enfrentarse al Covid-19 y abrir las aulas a los estudiantes y profesores con la mayor seguridad. Desde el mes de julio, los equipos directivos de los institutos han diseñado sus protocolos, adaptando las instrucciones generales de la Consejería de Educación a la realidad de cada uno de sus edificios, los espacios con los que cuentan, y los recursos materiales y humanos para establecer las medidas preventivas con las que ofrecer la mayor seguridad para la vuelta a las aulas.

El horario escalonado y el uso de todas las puertas de acceso disponibles en cada centro conforman un eje esencial para evitar aglomeraciones o, al menos, distanciar a los grupos por aulas y niveles educativos. Entradas y salidas escalonadas, con diferencias suficientes para el acceso de los grupos de alumnos y poniendo en uso puertas que hasta ahora no se utilizaban para eso marcan esta primera jornada. Una jornada para habituarse a las nuevas normas que regirán este curso en la vida de miles de chavales y sus institutos.

Sin bajada oficial de ratio y dado que los edificios y espacios son los mismos del curso pasado, cada centro ha hecho uso de la orden de Educación para flexibilizar sus protocolos, de manera que han dividido los grupos más numerosos en dos para desdoblar cursos y, en algunos casos, hay turnos entre los alumnos mayores -a partir de 3º de la ESO por lo general- para que sigan parte de las clases en el centro y parte del horario lectivo on line desde casa. Es la manera que han encontrado de flexibilizar la ratio y bajar el número de alumnos en algunos grupos.

Este martes se ha podido comprobar ya en los centros la obligatoriedad del uso de la mascarilla, la limpieza, el uso de gel hidroalcohólico, el establecimiento de carriles y sentidos para desplazarse por el centro, zonas diferenciadas en los patios para separar a los grupos de convivencia y unas medidas concretas cuando se detecten casos de Covid-19 en el centro: aula de aislamiento, detección de casos sosprechosos, un coordinador Covid en el centro y un enlace con enfermera referente del distrito sanitario que corresponda al centro, para evaluar los casos, solicitar pruebas PCR a Salud y garantizar el rastreo de contactos estrechos.

Con esas armas se enfrentan los centros de Secundaria a partir de este martes a un nuevo curso, con el aprendizaje del último trimestre que tuvieron que hacer confinados durante el estado de alarma y la confianza en que los protocolos establecidos funcionen para que los alumnos vuelvan a las aulas y que, en caso de contagios, la detección precoz y el rastreo hagan que no se dispare el número de contagios y las clases on line sea el plan B adecuado.

Alumnos y profesores se examinan ya de Primero de Covid.

Etiquetas
stats