Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Estudiantes sustituyen a los voluntarios mayores para que el Banco de Alimentos siga en marcha

Voluntarios en el Banco de Alimentos | ÁLEX GALLEGOS

María Hidalgo

0

El Banco de Alimentos Medina Azahara de Córdoba sigue funcionando con normalidad debido a su “carácter asistencial”. Sin embargo, muchos de los voluntarios habituales son personas mayores y, por lo tanto, grupo de riesgo frente al coronavirus. Por ello, un grupo de más de 30 jóvenes cordobeses se ha organizado para cubrir sus puestos y garantizar que el banco siga realizando su labor sin necesidad de que estas personas tengan que salir de sus domicilios.

En circunstancias normales, como ha explicado el presidente del Banco de Alimentos Medina Azahara a CORDÓPOLIS, los voluntarios suelen ser personas mayores y jóvenes que realizan trabajos en beneficio de la comunidad, ya que el horario en que funciona la institución coincide con las horas en las que los jóvenes van a clase o al trabajo. Sin embargo, llegados una situación como la actual, el banco intuyó que muchos de esos voluntarios mayores permanecerían en sus casas, por lo que ha buscado el apoyo de los jóvenes de la ciudad.

Para ello, Carmen Navas, estudiante cordobesa y nieta del presidente del Banco de Alimentos, comenzó a movilizar a muchos de sus amigos y conocidos a través de las redes sociales. El resultado ha sido que, de momento, más de 30 estudiantes cordobeses se han interesado y están dispuestos a ser voluntarios durante estas semanas. Así, los jóvenes ya se están organizando según su disponibilidad horaria para que siempre haya seis o siete de ellos que acudan de lunes a viernes a las instalaciones, donde se encargarán de clasificar los alimentos y preparar los pedidos.

Otra de las tareas que realizarán será la carga y descarga de camiones, que se realiza los miércoles y jueves. Normalmente, debido al peso de las cajas que hay que levantar, esta actividad la realizan las personas que están realizando trabajos en beneficio de la comunidad en el banco, pues suelen ser jóvenes. Sin embargo, las instituciones penitenciarias han suspendido su actividad durante un mes, lo que ha hecho más necesaria la participación de los jóvenes.

En este sentido, los jóvenes ya han comenzado a asistir al Banco de Alimentos. Durante la mañana de este martes 17, seis de esos estudiantes han tenido su primera experiencia como voluntarios en el banco, donde se han encargado de la clasificación y el empaquetado de productos de alimentación y de higiene. Debido a las medidas preventivas de seguridad recomendadas, los jóvenes han procurado mantener las distancias de seguridad y evitar el contacto físico en la mayor medida posible, así como, en algunos casos, utilizar guantes y mascarillas. De la misma forma, han mantenido esa distancia de seguridad en su camino de ida y vuelta al banco, en el que aseguran no haber tenido ningún problema con las autoridades.

Entre los motivos que les han hecho ofrecerse como voluntarios durante estas semanas, sobresalen las ganas de sentirse “útiles” y “aprovechar para ayudar” en lugar de “estar encerrados”. Así lo ha explicado Bea González, estudiante de Comunicación Audiovisual, que recuerda que, a pesar de que vivimos una situación “excepcional” en la que hay que seguir las medidas establecidas y quedarse en casa, “hay personas que siguen necesitando a estas instituciones para necesidades tan básicas como comer”. Así, y debido a que los mayores que suelen ocuparse de estas labores ahora no pueden hacerlo, “es el momento de que los jóvenes demos la cara”, ha concluido la estudiante.

De hecho, esa asistencia a “colectivos muy vulnerables” es el motivo por el que el banco sigue abierto y funcionando, ha explicado su presidente, que también ha apuntado que durante estos días las donaciones de alimentos funcionan igual. Es decir, los particulares pueden llamar al banco o llevar ellos mismos los alimentos. Sin embargo, el banco se encuentra “bajo mínimos”, lo cual se debe, en parte, a la suspensión de las operaciones kilo que se iban a realizar el pasado fin de semana.

Actividad durante estas semanas

La suspensión de estas actividades afecta, además, a las entidades que reparten alimentos a personas necesitadas y que no están inscritas en el Plan FEAD de la Unión Europea, pues no pueden beneficiarse de este programa, que seguirá entregando alimentos durante estas semanas. En este sentido, los alimentos ya recogidos de las operaciones kilo solo se entregarán a esas entidades.

Por otro lado, se seguirá realizando el reparto de frutas y hortalizas del Plan FEGA, que tendrá lugar los miércoles y jueves. Para ello, y con el fin de “evitar colas” y aglomeraciones, según ha explicado el presidente del banco, han establecido la limitación de atender a las instituciones de una en una, de manera que, tras coger turno, los trabajadores deberán permanecer en sus vehículos hasta que la otra entidad salga de las instalaciones.

Etiquetas
stats