La empresa de la obra del Templo Romano pide dejarla al 20% y cederla a otra contrata

El Templo Romano en obras | MADERO CUBERO

La empresa que lleva a cabo las obras en el Templo Romano de Córdoba para instalar una pasarela en su interior y hacerlo visitable ha solicitado al Ayuntamiento dejar los trabajos al 20% y ceder la ejecución del proyecto a otra contrata.

Según ha podido saber este periódico y han confirmado fuentes municipales, la empresa adjudicataria de las obras en el Templo Romano -Arquetec S.L.-, ha presentado una solicitud ante el área de Turismo del Ayuntamiento para llegar al 20% de ejecución del proyecto y pedir una cesión de la obra, que pasaría a manos de otra empresa.

En estos momentos, confirman fuentes municipales, la solicitud de la empresa responsable actualmente de las obras está siendo "valorada técnicamente", para ver si es posible realizar tal cesión de la ejecución del proyecto. Según ha podido saber este medio, se han producido ya contactos con alguna empresa que pudiera tener opciones de hacerse cargo del proyecto, si finalmente se ejecutara esta opción.

Cabe recordar que Arquetec inició las obras de rehabilitación del Templo Romano para la visita en el mes de julio de 2018, con un plazo de cinco meses y un presupuesto de 338.023. A los dos meses de iniciar las obras, en septiembre, la empresa suspendió los trabajos y solicitó un modificado del proyecto original para seguir adelante con las obras.

En aquel entonces, el Ayuntamiento advirtió a la empresa de que estaba obligada a continuar y culminar la obra y, poco después, a primeros de octubre, retomaron los trabajos, aunque el ritmo de los mismos ha tenido altibajos en este tiempo y, en cualquier, caso, ya se ha sobrepasado holgadamente el plazo de ejecución de cinco meses otorgado al comienzo.

El proyecto de remodelación del Templo Romano está incluido en el Plan Turístico de Grandes Ciudades, que recientemente ha obtenido una nueva prórroga hasta el verano de 2020, plazo dispuesto para que concluyan las obras del Templo, además de otros proyectos incluidos en el plan, como la rehabilitación del antiguo Convento Regina y la de la Torre de la Inquisición del Alcázar.

Pasarela para la visita

Esta fase de las obras en el Templo Romano se centra en la construcción de una serie de pasarelas peatonales para poder contemplar el espacio histórico a tres alturas: los cimientos, la antigua plaza y la base del propio monumento.

Cuando el Templo Romano de Corduba se construyó, se configuró como un balcón con unas vistas privilegiadas hacia el Este de la ciudad. Probablemente, bajo sus columnas, los cordobeses romanos veían la arena del circo que se extendía sobre gran parte de lo que hoy es la plaza de la Corredera, y también la entrada a la ciudad por la vía Augusta, en la actual calle San Pablo.

Ahora, los cordobeses del siglo XXI y los turistas esperan para poder disfrutar de unas vistas parecidas, aunque algo diferentes, cuando concluyan las obras.

Etiquetas
stats