“Dinos dónde están los 5.000 euros y la coca o le pedimos al colombiano que te pegue un tiro”

Ciudad de la Justicia de Córdoba.

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Córdoba solicita para cinco acusados un total de 25 años de prisión por detener ilegalmente a una persona a la que maltrataron para hacerle hablar por su posible responsabilidad en un presunto robo de 5.000 euros y unos 50 gramos de cocaína.

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso este periódico, los hechos ocurrieron en Peñarroya-Pueblo nuevo el 5 de agosto de 2016. Ese día, cuatro de los cinco acusados transitaban en una furgoneta por una barriada del municipio conocida con el sobrenombre de Los Vikingos, cuando se cruzaron con la víctima. “Súbete, que tenemos que averiguar el tema del robo o va a haber sangre”, le dijo uno de los acusados, señala el fiscal.

Una vez dentro del vehículo, la víctima se percató inmediatamente de que todos los acusados cerraban con el seguro las puertas de la furgoneta. En ese momento, el joven pidió bajarse e hizo ademán de abrir la puerta para salir, recibiendo a cambio golpes en las manos, la frente y el mentón.

Durante el trayecto por las calles del municipio, uno de los acusados llamó al quinto de ellos -que no estaba en la furgoneta- para pedirle que abriese el acceso a una cochera. Una vez dentro, siguieron los golpes y los amedrentamientos. “Tú de aquí no te vas a mover, te vamos a dar una paliza, te vamos a pegar un tiro, dinos dónde están los 5.000 euros y los 50 gramos de coca o vamos a llamar al colombiano para que te pegue un tiro”, fueron algunas de las amenazas, según la Fiscalía.

En un descuido de los secuestradores, el joven logró salir de la cochera y echar a correr hasta llegar al puesto de la Guardia Civil del municipio, donde presentó una denuncia. Mientras tanto, los cinco acusados pusieron rumbo al domicilio familiar de la víctima, donde ésta reside junto a sus padres. Tras llamar al timbre y empujar la puerta para acceder al interior de la casa, los acusados registraron la habitación de la víctima, a pesar de la resistencia verbal que opusieron los padres, presentes en el asalto. No encontraron nada y se fueron sin causar daños personales. Los cinco se enfrentan ahora a penas de prisión y a cuantiosas multas por distintos delitos.

Etiquetas
stats