Detienen a 17 'muleros' en Córdoba por traer droga desde Algeciras

Material intervenido en los diversos registros de la operación Kuko.
La Policía Nacional desarrolla la operación Kuko, en la que ha llevado a cabo cinco registros domiciliarios en la ciudad | Intervenidas también múltiples armas blancas como katanas y nunchacos, y una pistola

Agentes de la Policía Nacional procedieron el pasado día 28 de octubre a la culminación de la operación policial denominada Kuko, fruto de la cual se han practicado seis registros, cinco de ellos en Córdoba y uno en Algeciras, desmantelándose una organización criminal compuesta por 17 personas siendo detenidas todas ellas como presuntas autoras de un delito contra la salud, según ha informado el Cuerpo Nacional a través de una nota de prensa. Los arrestados formaban parte de una banda de muleros o culeros que traían la droga desde Algeciras hasta Córdoba, para su posterior distribución.

La operación Kuko tuvo su inicio a primeros del mes de mayo, cuando agentes de la Policía Nacional tuvieron conocimiento de que al parecer una persona residente en Algeciras (Cádiz) se estaría encargado de coordinar y dirigir a residentes en Córdoba para realizar viajes hasta la localidad de Algeciras con el fin de proveerse de sustancias estupefacientes, concretamente bellotas de hachís, y su posterior transporte a la capital cordobesa donde realizarían entregas a pequeños y medianos traficantes de la ciudad y la provincia.

Para ello, esta persona contactaría previamente con los residentes en Córdoba, estableciendo ciertos turnos en la recogida de dichas sustancias, con el fin de tener siempre suministrados a las personas encargadas de su posterior venta a los consumidores, coordinando para que no se agolparan en Algeciras más de dos o tres “muleros o culeros”, informa el Cuerpo Nacional de Policía a través de una nota de prensa.

El modus operandi utilizado para evitar los controles preventivos realizados por parte de la policía era mediante el método denominado como muleros o culeros, es decir, ingresar en el organismo pequeñas cantidades de droga en envoltorios preparados al efecto, lo que provoca grave riesgo para la vida de estas personas en caso de rotura de los mismos.

Tras las investigaciones llevadas a cabo, las cuales se han visto dificultadas por la gran cantidad de medidas de seguridad adoptadas por los miembros de la organización, se ha podido comprobar que se trata de un grupo perfectamente jerarquizado en el que cada persona asume un rol concreto, existiendo en Córdoba personas encargadas del suministro de drogas, otras del cobro e incluso si durante el menudeo de la droga existían desavenencias internas, personas de la organización se encargaban de solucionarlas empleando si fuese necesario la violencia.

SEGUNDA FASE

Como colofón a la investigación policial llevada a cabo se han desmantelado tres puntos de venta de hachís en Córdoba, procediendo a la detención de 17 personas, efectuando seis registros domiciliarios tanto en Córdoba como en Algeciras (Cádiz) e incautando unos cuatro kilogramos de bellotas de hachís, cocaína, marihuana, así como múltiples armas blancas, una pistola del calibre 22 de fabricación casera y diversa munición.

En los registros los investigadores incautaron armas blancas, nunchacos, cuchillos lanzadores, katanas y demás utensilios peligrosos así como artículos de dudosa procedencia respecto de los cuales los investigadores continúan realizando gestiones.

El operativo ha sido coordinado por funcionarios pertenecientes al Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Córdoba. En el registro efectuado en Algeciras se vieron apoyados por el Grupo UDYCO II de Algeciras.

Etiquetas
stats