Denuncian el abandono y saqueo del hotel cerrado de Trassierra

Estado actual del hotel de Trassierra con las puertas abiertas y pintadas.

En septiembre de 2009, se inauguraba el primer hotel rural del término municipal de Córdoba, ubicado en la barriada de Santa María de Trassierra. Poco más de dos años estuvo abierto, quedó en manos de Cajasur y después de un fondo de inversiones con sede en el extranjero. Desde entonces, la representación de la propiedad en Córdoba cerró y tapió el hotel. Ahora, nueve años después de abrir sus puertas, los vecinos han denunciado el abandono y el saqueo que se está produciendo de este edificio.

El que fuera Hotel Villa de Trassierra, de tres estrellas y 31 habitaciones, ha aparecido estos días con pintadas y las puertas abiertas. Los vecinos denuncian que se ven entrar y salir a desconocidos, y la situación ha sido puesta en conocimiento de la Policía Local y de la Guardia Civil, según ha confirmado a este medio el delegado de la Alcaldía en Trassierra, Jerónimo Salazar.

Avanza, además, que se va a interponer una denuncia por el estado de abandono y la falta de medidas de control del inmueble que han dado lugar a esta situación. “Las puertas están abiertas, entran y salen, lo están desvalijando, y hay pintadas”, describe Salazar, vecino del entorno del hotel.

Asimismo, explica que en varias ocasiones se ha intentado poner en contacto con la representación en Córdoba de la propiedad del hotel, la inmobiliaria Neinor Homes, que finalmente este mismo lunes ha dado respuesta señalando que enviará a unos técnicos al edificio y volverán a cerrar el inmueble.

El delegado de la Alcaldía en Trassierra recuerda que a lo largo de los años en que el hotel ha estado cerrado “se han dado situaciones parecidas” y los propietarios llegaron a poner una alarma, cámaras y tapiar todas las posibles entradas al edificio. Pero de poco ha servido.

Por eso, los vecinos solicitan que “se tomen las medidas oportunas por parte de la propiedad y la cosa no vaya a peor”, mientras se resuelve la situación de abandono del antiguo hotel. Los vecinos, de hecho, quieren reunirse con la propiedad para estudiar las posibilidades de futuro del edificio, ya sea venderlo, alquilarlo o cederlo, para darle una utilidad y que deje de ser la imponente mole abandonada que actualmente se ve en lo alto de un cerro de la barriada periférica.

Etiquetas
stats