Denuncia que tres ladrones vestidos de Guardia Civil le robaron un camión y descubren que fue él mismo

Guardia Civil de Tráfico | MADERO CUBERO

La Guardia Civil, dentro del marco de los servicios realizados en la Operación Quemadas, ha detenido a cinco personas y ha investigado a otras 15, entre ellas el principal detenido, acusado de haber simulado un robo con violencia de un camión repleto de material informático que posteriormente se vendió en el mercado negro y que, según la denuncia falsa, había sido perpetrado por un grupo de personas que se habían vestido de guardias civiles.

Las investigaciones se iniciaron a principios del pasado año tras tener conocimiento la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba, a través de una denuncia, de que en plena campaña navideña informaba de un robo con violencia y un delito de detención ilegal de un camionero mientras circulaba por la autovía A-4, en el término municipal de Montoro.

Según la denuncia, el hecho delictivo había sido supuestamente cometido por tres personas, que valiéndose de un vehículo policial y vestidos como Guardias Civiles, interceptaron el camión y obligaron al conductor a abandonar la autovía, donde le sustrajeron el vehículo que iba cargado con mercancía de género informático, telefónico y electrodomésticos de todo tipo. La carga estaba valorada aproximadamente en unos 250.000 euros y la denuncia precisaba que el conductor había sido retenido durante varias horas.

Las primeras gestiones permitieron localizar el camión en un polígono industrial de Córdoba, con las llaves puestas, pero sin la mercancía que transportaba. El avance de la investigación permitió determinar que el denunciante había simulado los hechos denunciados, desviando la mercancía y dándole salida al mercado ilícito, apoyado por una trama delictiva de colaboradores mayoristas del sector comercial de la venta de aparatos electrónicos y de telefonía móvil, con capacidad suficiente para lograr dar salida a la gran cantidad de mercancía sustraída.

Fruto de la multitud de gestiones realizadas durante el desarrollo de la investigación, los investigadores de la Guardia Civil lograron localizar parte de la mercancía sustraída, la cual había sido puesta a la venta en establecimientos de varias localidades españolas y una de Marruecos. Por ello, la Guardia Civil ha detenido a cinco personas y ha investigado a otras quince y se han efectuado siete registros, uno de ellos en una localidad de Jaén y otros seis en establecimientos de la provincia de Barcelona, donde fue recuperada parte de la mercancía que contenía el camión.

La investigación de la Guardia Civil ha permitido esclarecer un delito de robo con violencia o intimidación y otro delito de detención ilegal, los cuales habían sido simulados por el denunciante, y la comisión por parte del mismo de un delito de apropiación indebida y otro delito de estafa. Así como también se procedió a la imputación de 17 delitos de receptación a todos los investigados vinculados a la red de distribución y venta de la mercancía. Diligencias instruidas, detenidos e investigados han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial.

Etiquetas
stats