Cuentos desde Tokio: El Instituto Cervantes de Córdoba (II)

Más de un centenar de personas ha asistido a la cata de Montilla-Moriles en el Instituto Cervantes de Tokio

Lleno total en el Instituto Cervantes de Tokio para celebrar la Córdoba Week, y euforia contenida por todo lo logrado hasta ahora por parte de nuestra cronista tokiota, Isabel Calvache, gerente de Caracol Tours, la empresa que ha ideado esta campaña de promoción en el país del sol naciente, apoyada por el Ayuntamiento de la capital y varias denominaciones de origen de toda la provincia.

El programa era ambicioso. Es lo primero que ha resaltado el director del Instituto Cervantes de Tokio, Víctor Ugarte, que en su intervención de hoy ha aplaudido la osadía cordobesa de no plantear una o dos jornadas, sino toda una semana actos, lo que da buena muestra del vasto potencial de Córdoba, de su cultura, de su gastronomía y de su forma de vivir. No menos elogiosa ha sido la conferencia del embajador de España en Japón, Gonzalo de Benito, quien ha mostrado su deseo de que Córdoba logre un nuevo reconocimiento de la Unesco para Medina Azahara. No han sido las únicas autoridades presentes. Hoy entre el público congregado en el Auditorio del Cervantes de Tokio estaban también el director de Tourespaña y la directora de Extenda, entre otros.

Eran unos más entre los más de 100 personas que se han pasado este viernes a conocer de primera mano algunas de las bondades de la provincia, y que han podido ver el avance del documental Furóru, una cinta cofinanciada entre Córdoba y Japón, y que está buscando vínculos entre dos sectores tan fundamentales para ambas culturas como el vino de Montilla-Moriles y el Sake japonés. El teaser de Furóru ha sido presentado por el productor Álvaro García y el director José Antonio Gutiérrez, además de por la propia Calvache -que ejerce de asesora en varios aspectos clave del film-, y que posteriormente ha intervenido en calidad de representante de la Asociación de Amigos de Los Patios.

Según nos explica, su conferencia ha servido sobretodo para trabajar en la idea de una Córdoba desestacionalizada, que se vive y se disfruta todo el año, mucho más allá de mayo. Y eso vale también para los patios, que ya son un producto turístico propio los 365 días del año. “El japonés no es un pueblo que viaje en épocas determinadas, sino que viaja durante todo el año”, recuerda.

Vinos, huesos y flamenco

Y también come y bebe con mucho interés, de ahí que el fin de fiesta a dos días de intensa promoción haya sido con una cata en la que más de 100 personas han podido degustar cuatro tipos de vino de las Bodegas Pérez Barquero. Pero antes, en la primera jornada también hubo espacio para la música, el cante y el baile.

Lo puso Benito García, un bailaor de flamenco que lleva 20 años dirigiendo una academia en Tokio que ha formado a miles de amantes de esta disciplina, y que el pasado julio estuvo en Córdoba, actuando en el marco del Festival de la Guitarra. García se arrancó por unas alegrías y unas soleas cordobesas, y después explicó qué las diferenciaba de las de Cádiz y Sevilla.

Aunque no todo fue fiesta, ya que las jornadas del Cervantes las abrió Francisco Jiménez, presidente de la Asociación de Científicos Españoles en Japón. Que resulta que es montillano, y aprovechó para contar toda la historia de Córdoba, desde los íberos hasta la actualidad, con sus paralelismos con la historia del Japón, cuya capital es estos días la novena comarca de Córdoba.

Etiquetas
stats