CSIF afirma que los empleados del Parador cobrarán un 50% menos y Paradores dice que es un 23%

Entrada principal del Parador de la Arruzafa, en una imagen de archivo.

El sindicato CSIF ha rechazado este martes “el ERTE camuflado que planea Paradores”, a raíz de la crisis sanitaria del Covid-19 y que, según el sindicato, hará que “el medio centenar de trabajadores” del Parador de la Arruzaja, en la capital cordobesa, vean reducido su sueldo “hasta en un 50%”, lo cual niega Paradores, ya que “no se ha aplicado ningún ERTE” y, además, la merma salarial “es del 23%”, al no cobrar ahora los empleados el plus de productividad, pues la empresa “no está facturando”, ya que los paradores están cerrados desde el 16 de marzo.

Así lo han destacado a Europa Press fuentes de Paradores, precisando que la empresa pública ha adoptado “un sistema de trabajo y retribución adaptado a la situación derivada del estado de alarma” vigente, por el que los trabajadores que hayan visto paralizada su actividad “cobrarán su salario, menos la prima de producción”.

Así, estos trabajadores “recibirán la totalidad de su salario base, con la parte prorrateada de las pagas extraordinarias, los complementos personales y de puesto, y los pluses de montaña, Hierro y residencia”, pero “no percibirán la prima de productividad, determinada por la facturación de la compañía, como establece el convenio colectivo”.

La media que supone la prima de producción es del 23,47 por ciento del salario, lo que supone una media mensual para un trabajador a jornada completa de 391 euros. En el caso del Parador de la Arruzafa la reducción de salario para sus empleados será un poco menor, pues se sitúa “en el 23 por ciento exacto”.

Además, los trabajadores que sigan trabajando de manera presencial o telemática, como ocurre con algunos empleados del Parador de la Arruzafa,

“percibirán el total de su salario más la prima de producción, calculada conforme al valor medio del periodo entre septiembre de 2019 y febrero de 2020”, y lo mismo ocurrirá para los trabajadores que hayan decidido de manera voluntaria disfrutar de días de vacaciones o abonables.

La compañía ha insistido en que estas medidas están destinadas a “mantener los puestos de trabajo y evitar perjudicar” a la plantilla con un ERTE, señalando también que, “en cuanto se recupere la actividad, se recuperará también el plus de productividad, que se calculará en función de lo que se facture”.

Postura de CSIF

Por su parte, la sección sindical de CSIF Córdoba en el Parador de la Arruzafa, además de asegurar que la reducción salarial será de hasta el 50 por ciento, ha aclarado que en el Parador cordobés “los trabajadores y trabajadoras han consumido ya los días que les correspondían por exceso de horas realizadas en 2019, así como el permiso retribuido recuperable que aprobó el Gobierno desde el 30 de marzo hasta el 11 de abril”.

En consecuencia, el sindicato teme que, “de cumplirse la propuesta de Paradores, habría un amplio colectivo de trabajadores que no llegarían a cobrar ni el salario mínimo interprofesional (SMI), dados los sueldos que existen” en la empresa pública. Por ello, CSIF exige al Gobierno de la Nación “una solución digna para los trabajadores del establecimiento, que figuran como empleados públicos en el convenio”.

CSIF, sindicato mayoritario en el comité de empresa del Parador de la Arruzafa, también ha reclamado “que se respeten las mismas condiciones laborales, y que las jornadas que no se puedan realizar hasta que se reanude la actividad se compensen en los próximos años, ampliando el horario de los trabajadores”.

Etiquetas
stats